•   Washington / AFP  |
  •  |
  •  |

La oposición venezolana debe superar la estrategia electoral y acercarse al pueblo, de lo contrario le será muy difícil vencer al presidente Hugo Chávez en las presidenciales de 2012, estimó este miércoles el presidente de la encuestadora Datanálisis, José Antonio Gil.

La oposición, reunida en la Mesa de Unidad, “necesita transformarse de un movimiento electoral a un movimiento político, económico y social” y “trabajar de cerca con el pueblo, lo que todavía no está haciendo”, afirmó Gil, en el centro de análisis Diálogo Interamericano, en Washington.

Gil afirmó que según las últimas encuestas de Datanálisis en agosto pasado, 37% de los venezolanos votarían, actualmente, por el candidato opositor, contra 35% a favor de Chávez.

Pero el principal factor que ha capitalizado la oposición no ha sido producto de su esfuerzo ni de un proyecto propuesto, “sino la incapacidad del gobierno a utilizar sus recursos para movilizar gente”, añadió.

Y “veremos enormes sumas de dinero” del gobierno para movilizar a la población de cara a las elecciones de octubre de 2012, en las que Chávez aspira a ser reelecto por un nuevo periodo de seis años, auguró Gil.

“¿Hay un cambio de la dirigencia opositora hacia una mayor organización? Sí. ¿La gente lo ve? Sí. ¿Se ve en las encuestas? Sí. Pero ¿cuál es el mensaje final? Ellos tienen que trabajar más con el pueblo y no lo están haciendo”, dijo Gil.

“La oposición está en mejor momento que hace algunos años, la pregunta para mí es si es suficiente para ganar” y “creo que faltan todavía unos programas, planteamientos, (...) no solamente para derrotar a Chávez sino ir más allá”, dijo por su parte el presidente del Diálogo Interamericano, Michael Shifter.

El meollo del asunto es ver si el candidato que sea electo en las Primarias opositoras puede “desarrollar unas ideas programáticas que puedan llegar a la gente que está buscando alternativas”, dijo Shifter.