•   Santiago, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobierno y los estudiantes chilenos iniciaron este jueves un diálogo que, tras cinco meses de movilización, busca resolver las demandas de una educación de calidad gratuita, en una jornada en la que se registró una marcha que acabó en violentos disturbios.

Representantes de los estudiantes universitarios y secundarios y profesores arribaron al Ministerio de Educación, donde iniciaron una reunión con el ministro Felipe Bulnes para intentar acercar posiciones ante el extenso conflicto estudiantil.

Los estudiantes dijeron que expondrían su intención de mantener las movilizaciones mientras se realice la negociación y exigirían al gobierno que transparente el apartado de educación incluido en el presupuesto público que se está diseñando para 2012.

"La esperanza que llevamos es que el gobierno entre en sintonía con lo que está demandando el mundo social y que tome sus decisiones tomando en cuenta lo que dice el mundo social", dijo Jaime Gajardo, presidente del Colegio de Profesores.

El ministro Bulnes manifestó por su parte que solicitará a los estudiantes su retorno a clases, suspendidas desde hace casi cinco meses debido a la ocupación de colegios y universidades que realizaron los jóvenes desde el comienzo del conflicto, en mayo pasado.

La reunión se produce luego de una masiva marcha estudiantil con miles de participantes que culminó con violentos enfrentamientos y un saldo de 17 detenidos y cuatro policías heridos, según datos entregados a la AFP por Carabineros.

Los estudiantes, apoyados por un 89% de la sociedad chilena según las últimas encuestas, reclaman una educación pública gratuita y de calidad en un país con un sistema muy segregado, producto de las reformas impuestas por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).