•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tres reos murieron estrangulados y otro más ahorcado entre el miércoles y jueves en la Penitenciaría Nacional de Honduras, cercana a Tegucigalpa, informó hoy un portavoz de la Policía.

Los tres primeros eran pandilleros y al parecer murieron estrangulados por otros compañeros del módulo conocido como "Escorpión", añadió el informante, que además indicó que medicina forense informará hoy sobre las causas de su deceso.

Estos eran miembros de la "Mara 18" (pandilla) y cumplían condena por varios delitos, según el escueto informe policial, que señala que una riña interna pudo haber sido la que terminó con la vida de Gustavo López, Miguel Amaya y José Orellana.

Otro recluso del mismo centro penal fue hallado ahorcado el pasado miércoles en uno de los módulos de sentenciados, indicó la misma fuente.

Se trata de Marco Soto, quien estaba preso desde 1998 y se desconoce aún si se ahorcó o fue asesinado por otros reos, aunque algunos de sus compañeros de celda dijeron "no saber nada de lo que pasó", según el informe policial.

En el caso de los pandilleros de la "M 18" y "M 13", por su alta peligrosidad, permanecen en módulos separados del resto de los más de 1.500 presos que hay en la Penitenciaría Nacional.