•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades mexicanas detuvieron a Roberto Carlos López Castro, alias "el Toruño", uno de los presuntos autores intelectuales del ataque al Casino Royale de Monterrey, donde murieron 52 personas, informaron hoy fuentes oficiales.

López Castro fue detenido ayer por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) en el municipio de Zapopan, en Jalisco (oeste), señaló Jorge Domene, vocero del Consejo de Seguridad del norteño estado de Nuevo León, cuya capital es Monterrey.

El detenido ya "se encuentra a disposición del Ministerio Público federal en la Ciudad de México", apuntó tras indicar que López Castro es señalado como uno de los cabecillas del grupo criminal Los Zetas que está detrás del incendio del casino el pasado 25 de agosto.

De acuerdo con las declaraciones de otros detenidos por su presunta vinculación con la masacre, "el Toruño" figura como uno de los autores intelectuales del incendio, que según las pesquisas fue perpetrado por un comando de Los Zetas porque los dueños del casino se habían negado a pagar una extorsión.

Hasta ahora suman once los detenidos por el ataque, entre ellos un menor de edad y un policía estatal de Nuevo León, y aún faltan siete por capturar, entre ellos otros dos personas que planearon el incendio.

Domene señaló que la captura de López Castro debilita a la organización criminal y confió en que "pronto" puedan arrestar a los miembros de Los Zetas que participaron en el atentado, considerado uno de los más graves en la historia reciente del país.

El ataque del 25 de agosto desveló una red de aparentes complicidades entre algunos funcionarios y propietarios de casinos mediante la cual operan muchos de estos establecimientos, que suelen ser blanco de extorsiones, principalmente del crimen organizado.

Los Zetas nacieron como un brazo armado del cártel del Golfo, pero en marzo de 2010 rompió con esa organización y desde entonces ha protagonizado algunas de las escenas de violencia más crudas del país, como parte de su lucha por ganar el control de nuevos territorios.