•   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, salió hoy del hospital donde fue intervenida para extraerle la vesícula, y se encuentra guardando reposo en su casa, informó una fuente oficial.

La Presidencia de la República indicó hoy en un comunicado que Chinchilla, de 52 años, salió este sábado del Hospital Metropolitano luego de haberse sometido "a una laparoscopia para extraer su vesícula biliar que presentaba piedras".

El doctor Roberto Herrera, director médico del hospital, indicó en el comunicado que la presidenta pasó la noche de ayer "muy estable" tras la operación y "sin mayores molestias", y que hoy ha iniciado su dieta y realizado algunos ejercicios.

"La mandataria se encuentra en su residencia atendiendo la recomendación médica de reposo, para reincorporarse a sus funciones la próxima semana", concluyó el comunicado.

El médico explicó el viernes que la formación de cálculos y piedras que tenía la mandataria podía producir la inflamación de la vesícula, un mal que es más común en las mujeres, por lo que se tomó la decisión de operarla.

La cirugía fue de tipo ambulatoria por vía laparoscópica, una técnica que no deja cicatrices, y fue todo un éxito, según los médicos.

La Presidencia informó el viernes que el diagnóstico que arrojó la presencia de piedras en la vesícula "fue hecho durante el examen médico al que se somete anualmente la mandataria".

Chinchilla, la primera mujer presidenta de Costa Rica, no había sufrido ningún quebranto desde que asumió el Gobierno en mayo de 2010.