•   Barcelona  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cerca de mil personas se manifestaron en Barcelona el lunes por la tarde para protestar contra la detención de miembros del movimiento de los "indignados" sospechosos de haber acosado a los diputados catalanes durante una protesta en junio, comprobó un fotógrafo de la AFP.

Con estruendo de cacerolas y silbatos, los manifestantes se concentraron en la céntrica plaza de Cataluña de la capital catalana y descendieron Las Ramblas barcelonesas hasta llegar frente a la sede del gobierno regional, según la misma fuente.

La manifestación, que transcurrió sin incidentes, terminó con una asamblea del movimiento de indignados que decidió convocar nuevas protestas si las detenciones prosiguen.

La policía regional catalana comenzó a detener el lunes a algunos de los 22 presuntos implicados en los altercados del 15 de junio frente al parlamento de Cataluña. A las personas detenidas, al menos cuatro, se les entregó una citación para comparecer a declarar el jueves ante la Audiencia Nacional (principal instancia penal española) tras lo cual fueron puestas en libertad.

El juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional admitió a trámite a principios de septiembre una denuncia contra la movilización del 15 de junio pasado en Barcelona que pretendía impedir la aprobación del presupuesto regional catalán para 2011, marcado por un recorte del gasto público del 10% y la reducción de prestaciones sociales y sanitarias.

La manifestación de los "indignados", que obligó a algunos diputados regionales a entrar escoltados y al presidente del gobierno catalán, Artur Mas, a desplazarse en helicóptero a la sede parlamentaria, podría constituir un delito penado con entre 3 y 5 años de cárcel, según la justicia española.

El juez Velasco considera que podría haberse vulnerado el artículo 498 del código penal español, que castiga el uso de la "fuerza, violencia, intimidación o amenaza grave para impedir a un miembro del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma asistir a sus reuniones, o, por los mismos medios, coartaren la libre manifestación de sus opiniones o la emisión de su voto".