•   Santiago  |
  •  |
  •  |

Un alto cargo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) consideró hoy que los países de América Latina y el Caribe tienen "necesariamente" que mejorar e invertir más en la educación para poder ser competitivos.

El vicepresidente del sector privado y de operaciones del BID, Steven J. Puig, estimó que se necesita fortalecer la inclusión social, el acceso a servicios básicos y mayor financiación para los sectores productivos de la región.

Puig, quien emitió sus consideraciones en una conferencia que dictó en la ciudad de Santiago, auspiciada por la Cámara Americana de Comercio en el norte del país, expresó que la educación es un componente de primer orden en el desarrollo de las naciones, que debe estar fundamentada en la inserción de los niños a temprana edad.

Informó que en algunos países de América Latina, como es el caso de Brasil, se ha logrado reducir la pobreza a través del fortalecimiento de la educación.

Igualmente expresó que la educación es fundamental en el desarrollo de programas eficientes para combatir la pobreza y la exclusión social.

En ese contexto, afirmó que el desarrollo educativo precisa de una visión de muy largo plazo con una articulación para establecer las áreas hacia donde el país quiere dirigirse.

En lo que corresponde a la crisis financiera global, dijo que ha visto, "realmente que América Latina y el Caribe han paliado la crisis mejor que otras regiones del mundo inclusive de los países desarrollados".

Puig opinó que el crecimiento alcanzado por América Latina y el Caribe es el segundo más alto en la actual coyuntura a nivel mundial.

"Solo estamos detrás del sudeste de Asia", dijo, aunque aclaró que los países asiáticos crecen al doble de las naciones del Tercer Mundo.