•   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, regresó hoy a sus labores en la Casa Presidencia, después de varios días de recuperación tras una operación en la que le extirparon la vesícula, informó hoy una fuente oficial.

Un portavoz de la Presidencia confirmó hoy a Acan-Efe que Chinchilla se reintegró hoy a su trabajo y participó en la reunión semanal del gabinete de ministros, y que durante la semana tendrá una agenda "tranquila".

Entre las recomendaciones médicas a seguir, la presidenta deberá efectuar una dieta especial y evitar llevar un ritmo agitado de trabajo.

Chinchilla, de 52 años, fue sometida con éxito el pasado viernes en el Hospital Metropolitano (privado) a una laparoscopía (técnica sin cicatrices) para extraer su vesícula biliar que presentaba piedras y fue dada de alta al día siguiente.

La mandataria guardó reposo el fin de semana y el lunes en su residencia y hoy retornó a sus labores habituales en la Casa Presidencial.

Sin embargo, durante su reposo estuvo dirigiendo el Gobierno desde su casa, e incluso ayer se reunió con el ministro de Obras Públicas y Transportes, Francisco Jiménez, con quien analizó la situación de las multas de tránsito relacionadas con un sistema de cámaras que captan los vehículos que viajan a exceso de velocidad.
       
Según los médicos, la formación de cálculos que tenía la presidenta podía producir la inflamación de la vesícula, un mal que es más común en las mujeres, por lo que se tomó la decisión de operarla.

La Presidencia informó el viernes que el diagnóstico que arrojó la presencia de piedras en la vesícula "fue hecho durante el examen médico al que se somete anualmente la mandataria".

Chinchilla, la primera mujer presidenta de Costa Rica, no había sufrido ningún quebranto desde que asumió el Gobierno en mayo de 2010.