•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Senado de Estados Unidos confirmó a Robert Ford como embajador en Siria, nueve meses después de que el diplomático empezara a ocupar el puesto de modo provisional y pocos días después de ser víctima de hostigamiento por partidarios del régimen en Damasco.

El cargo de Ford fue aprobado de forma unánime en una votación de la sesión ejecutiva del Senado el lunes por la noche y hoy suscitó numerosas reacciones de aprobación entre altos cargos estadounidenses.

De no haberse sometido a votación en la Cámara alta, el nombramiento de Ford habría caducado al finalizar este año, dado que el presidente de EU, Barack Obama, le designó de modo provisional durante el receso legislativo del Congreso en diciembre pasado.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata John Kerry, alabó el trabajo de Ford durante los meses más agitados de las revueltas en Siria, en los que ha sufrido ataques de los "matones del régimen" de Bachar Al Asad.

El pasado jueves, Ford fue hostigado por decenas de manifestantes pro gubernamentales en Damasco, en un ataque que la Casa Blanca calificó de "injustificable".

"La presencia de Robert Ford en Damasco aplica más presión aún que lo que supondría su simbólica retirada, porque Robert personifica la solidaridad estadounidense con el pueblo sirio", dijo Kerry en un comunicado.

"Pese a haber sido físicamente atacado y asaltado por los matones del régimen, Ford sigue visitando valientemente ciudades bajo sitio militar y comunicando verdades al poder", añadió el senador demócrata.

Kerry advirtió, no obstante, que "quedan muchos más días difíciles por delante", y urgió al Consejo de Seguridad a aprobar una nueva resolución con sanciones a Damasco, a la que por el momento se oponen Rusia y China.

En el Departamento de Estado, la portavoz Victoria Nuland declaró que la confirmación representa "una señal muy clara del apoyo bipartidista al trabajo" de Ford.