• Buenos Aires, Argentina |
  • |
  • |
  • AFP

El fraude en el comercio electrónico y el robo de información confidencial ("phishing") a bancos supera los 93.000 millones de dólares por año en América Latina, se informó el miércoles en una reunión de proveedores y operadores de Internet (Lacnic) celebrada en Buenos Aires.

Brasil, México y Argentina son los países más afectados, según el primer informe sobre ciberdelitos en Latinoamérica, presentado en las sesiones de la XVI reunión anual del Registro de Direcciones de Internet para América Latina y Caribe (Lacnic, según su sigla en inglés).

"La magnitud del cibercrimen en América Latina es realmente preocupante, con escenarios muy probables de ataques cibernéticos y consecuencias gravosas para la población que ya suman costos de 'phishing' para los bancos superiores a los 93.000 millones de dólares por año", señaló la investigación.

El estudio es el primero en su tipo para la región y fue realizado con el apoyo del Proyecto Amparo de Lacnic.

"Las amenazas son más complejas y sofisticadas. Se ha conformado un modelo de negocio delictivo ampliamente explotado a través de Internet, alimentando una economía clandestina que crece exponencialmente día a día", dijo Patricia Prandini, quien elaboró el estudio junto con Marcia Maggiore.

El trabajo de las investigadoras indicó que "los delincuentes explotan las debilidades de las tecnologías, los vacíos en la legislación y la falta de concientización de los usuarios".

Los ciberdelincuentes, apuntó el documento, se aprovechan del "alcance global de Internet y su rápida expansión".

"A ese panorama se agrega la facilidad con que pueden en Internet borrarse las evidencias y las dificultades para identificarlas cuando se carece de especialistas o no se cuenta con las herramientas adecuadas", añadió.

Además, "la desmaterialización de las fronteras nacionales es otro punto que juega a favor del cibercrimen, porque habilita al delincuente a acceder a su blanco sin prácticamente moverse de su silla, a miles de kilómetros de sus eventuales víctimas", alertó.

"Adicionalmente -se agregó en el estudio- el delincuente puede utilizar distintos caminos y recorridos en su afán de dificultar cualquier rastreo".

El informe destacó que, "en sus comienzos, lo que hoy se denomina ciberataques fue experimental y no tenía como objetivo realizar un daño sino desafiar a los sistemas operativos de la época", hasta llegar a hoy, cuando "persigue fines criminales, como la obtención de dinero de manera ilícita".

"Un estudio señala que los bancos son atacados en promedio a través de 16 sitios web maliciosos por semana", se subrayó en el reporte.

Además, de acuerdo con este documento, "varios estudios señalan que el costo total para un banco de un ataque de 'phishing' rondaría los 50.000 dólares o entre 50 y 60 dólares por cada cuenta afectada".

"La actividad del ciberdelito es totalmente fluctuante y dependerá de las medidas que adopten los usuarios, las organizaciones y los países para enfrentarlo", puntualizó.

El encuentro de Lacnic se desarrolla en un hotel del centro de Buenos Aires hasta el viernes.