•   Santiago, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente chileno Sebastián Piñera, promulgó este jueves una ley que amplía el permiso posnatal local de tres a seis meses, y que podrá extenderse hasta los siete meses y medio si las madres beneficiadas optan por integrarse al trabajo a media jornada.

"Con este proyecto de ley, todas las madres trabajadoras van a tener acceso a este beneficio del posnatal. Más de 2,5 millones de mujeres en edad fértil y que trabajan, saben que el Estado las va a reconocer", dijo Piñera en un acto en Santiago, en el que promulgó la nueva ley.

Gracias a la nueva norma, el Estado chileno remunerará a las madres durante seis meses con un tope de pago de licencia de hasta 3.146 dólares y permite traspasar hasta seis semanas de la licencia al padre.

También podrán acceder a un permiso de tres meses a siete meses y medio, pero los últimos cuatro meses y medio la madre deberá reintegrarse de manera parcial a su trabajo y recibirá un pago de licencia un 50% inferior que complementará con su salario, mientras que el padre podrá acceder a 12 semanas.

Asimismo, beneficiará a mujeres con trabajos temporales y a plazo indefinido o fijo, pero no aportará a quienes tengan un trabajo informal.

El proyecto, una de las grandes promesas de campaña de Piñera, fue enviado con un alcance más restringido al Congreso, donde la derecha oficialista no cuenta con mayoría parlamentaria.