•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez recibió hoy cristiana sepultura en Caracas, nueve meses después de que falleciera de un ataque al corazón en Miami (Estados Unidos) y tras dos días de elogios de seguidores y descalificaciones de detractores en Venezuela.

A las 17.30 hora local (22.00 GMT), en el Cementerio del Este de Caracas, con la presencia de miles de seguidores, quedó sellada la tumba de Pérez y el litigio familiar que durante nueve meses prolongó más allá de su vida la controversia que acompañó la actividad personal y pública del exdirigente político.

Sin honores de jefe de Estado, el cuerpo del primer venezolano en ganar dos veces la Presidencia desde el final de la dictadura, en 1958, fue recibido al compás del himno nacional que cantaron los asistentes.

La representación familiar estuvo encabezada por su viuda, Blanca Rodríguez, de la que Pérez estaba separado hace años, y sin la presencia de Cecilia Matos, su compañera sentimental, que no viajó a Caracas ante la advertencia de la Fiscalía venezolana de que sería detenida por los cargos pendientes que tiene ante la justicia.

Ambas pelearon durante todos estos meses por el lugar en que debería reposar Pérez, un pleito que se resolvió el pasado 17 de agosto con un acuerdo en el que las dos partes consensuaban que el regreso a Venezuela era la mejor salida al litigio.

El cuerpo recibió hoy sepultura en una ceremonia en la que Virginia Betancourt, hija del presidente Rómulo Betancourt (1945-1948 y 1959-1964), habló de los "hondos lazos de afecto y de convicciones" que le unieron a Pérez.

Después, unos paisanos del político entregaron un recipiente con arena de Rubio, la localidad del occidental estado de Táchira donde Pérez nació hace 89 años.

Abanderado

Al féretro se le retiraron las banderas de Venezuela y del Partido Acción Democrática (AD) que lo cubrían y fue depositado junto a la tumba de su hija Thaís, fallecida en 1994.

Desde la llegada del cuerpo a Venezuela, en la noche del martes, del Partido Acción Democrática (AD), agrupación que expulsó a Pérez cuando la justicia cayó sobre él por delitos de enriquecimiento ilícito, han salido todo tipo de loas y reconocimientos al legado del hombre que nacionalizó el petróleo.

El secretario general de AD, Henry Ramos Allup, el gobernador del estado Zulia (noroeste) y precandidato presidencial, Pablo Pérez, y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien mantuvo la amistad con el expresidente después de su condena, elogiaron a Pérez y su gestión.

"Podrán decir que como hombre de acción que fue conoció el éxito en grado sublime y también la humillación, la cárcel, el exilio, (...) pero deberán reconocer que nunca traicionó sus principios", dijo el miércoles Ledezma.

Chávez blasfema a Pérez
En frente, el presidente venezolano, Hugo Chávez, no dejó pasar la oportunidad y tildó hoy de "show jurásico" lo que circuló alrededor del exgobernante, al que intentó darle un golpe de Estado el 4 de febrero de 1992.

"Con todo respeto lo digo, porque se trata de un ser humano, pues; sin embargo, es utilizado en una especie de show jurásico" por quienes sostienen que "la Venezuela de los años 70 y 80 fue algo así como un paraíso", señaló el gobernante.

Desde el chavismo se ha atacado la figura de Pérez por su Gobierno, la corrupción que lo llevó a ser condenado dos veces por la justicia, y sobre todo por "el Caracazo", como se conoce en Venezuela al levantamiento popular del 27 de febrero de 1989 contra las medidas económicas del Gobierno, que derivó en saqueos y acabó con centenares de muertos.

Casualmente el pasado lunes, horas antes de que el cuerpo del expresidente saliera de la cámara refrigeradora de la funeraria de Miami en la que permaneció en los últimos meses, la Fiscalía decidió llamar a juicio a tres exoficiales de Policía y un exministro de Pérez por esos hechos.

Jornada del sepelio
La última jornada de los funerales del exmandatario socialdemócrata comenzó con una misa en la iglesia caraqueña de La Chiquinquirá alrededor de las 11.00 hora local (15.30 GMT), donde se reunieron alrededor de un millar de personas.

Después fue llevado en un vehículo y a varios cientos de metros del cementerio el féretro fue cargado a hombros por los seguidores del exgobernante quienes se fueron relevando hasta llegar al campo santo.

Entre el público del recorrido, Isabel Valdivieso, de 59 años, dijo a Efe que "Acción Democrática cometió errores que ahora han servido para crear conciencia, por este mal Gobierno que hay ahora".

"Esto no es pagado, venimos porque queremos venir, cada persona de las que está aquí es un voto", afirmó.