•   MIAMI / EFE  |
  •  |
  •  |

René González, uno de los cinco cubanos condenados en Estados Unidos por integrar la red de espionaje “Avispa”, saldrá este viernes, después de haber pasado 13 años en prisión, pero aún no podrá viajar a Cuba.

González, quien también es ciudadano estadounidense y será el primero de los cinco en salir de prisión, deberá cumplir tres años de libertad supervisada en Estados Unidos, lo que grupos que reclaman la liberación de los agentes cubanos consideran una prueba de “persecución”.

“René pidió al tribunal cumplirla en Cuba con su familia porque tiene doble ciudadanía. Eso fue denegado”, dijo a EFE Philip R. Horowitz, abogado de González, quien nació en Estados Unidos, pero regresó con su familia a la isla caribeña en 1961.

La jueza Joan Lenard condenó en 2001 a González a 15 años de cárcel y tres años más de libertad supervisada, y no ordenó su deportación, como suele ocurrir cuando los extranjeros cumplen sus sentencias en este país.
La condena de los cinco

René González, Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero fueron declarados culpables en 2001 de conspirar y operar como agentes extranjeros sin notificar al Gobierno estadounidense.
Labañino fue condenado a 30 años de cárcel, Fernando González a 17 años, Gerardo Hernández, considerado el líder de la red, a dos cadenas perpetuas y Antonio Guerrero a 21 años.       

“A René se le requiere que cumpla con su libertad supervisada en Estados Unidos, pero no necesariamente en Miami”, precisó Horowitz.

Las autoridades penitencias planean liberar al agente de la cárcel Federal Correctional Institution, en Marianna, en el norte del estado de Florida, tras pasar 13 años en prisión.

“La razón del por qué son 13 años es por cada año de buena conducta. Es más o menos el 85 por ciento de la sentencia en el sistema federal que un preso generalmente sirve sin problemas”, explicó a EFE Gloria La Riva,

Coordinadora del Comité Nacional para la Liberación de los Cinco Cubanos.