•   Santiago  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"No podemos estar tres años en paro; debemos proyectar la lucha por la gratuidad de la educación pública en Chile a futuros procesos eleccionarios", señaló la líder estudiantil Camila Vallejo, luego de una protesta el jueves y la ruptura de un diálogo con el gobierno el miércoles.

"Las demandas que nosotros hemos instalado, sobre todo las más profundas, estructurales, han llegado para quedarse, así que vamos a proyectar este movimiento en la medida que sea necesario hacerlo", dijo Vallejo tras una violenta jornada de protesta en Santiago el jueves.

"Vamos a generar todas las condiciones necesarias para darle proyección a este movimiento y para que en próximos hechos políticos, como en procesos eleccionarios, nosotros podamos cobrarle la palabra al gobierno", agregó Vallejo, la cara más visible de un movimiento que se extiende ya por cinco meses.

Los estudiantes reclaman por educación pública gratuita y de calidad, en un país que cuenta con uno de los sistemas educativos más segregados del planeta, donde la gratuidad es inexistente a nivel universitario y alcanza sólo a 40% de los escolares.

"Para que nosotros podamos mantener este movimiento en el largo plazo, obviamente vamos a tener que buscar condiciones de movilización distinta; no podemos estar tres años en paro", dijo Vallejo, sobre el eventual fin de las ocupaciones que mantienen paralizados a cientos de colegios y universidades.

La jornada de protesta del jueves, que dejó 132 detenidos más 25 policías y cinco civiles heridos, se produjo un día después de que una frágil instancia de diálogo abierta hace una semana entre los estudiantes y el gobierno se quebrara tras la negativa oficial de avanzar hacia la gratuidad para gran parte del sistema público de enseñanza.