•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los cancilleres de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Cuba, Bruno Rodríguez, encabezan una comitiva del ALBA que viaja a Siria para reunirse este domingo con el presidente Bashar al Asad y rechazar "todas las formas de intervencionismo" a ese país, anunció este sábado Maduro.

"El Consejo Político de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se reunirá este domingo 9 de octubre con el presidente de Siria, Bashar Al Asad, para rechazar los intentos de invasión y desestabilización política en ese país por parte de Estados Unidos y sus aliados", dijo Maduro citado por la agencia estatal AVN.

"Vamos a rechazar todas las formas de intervencionismo que el imperio está intentando para aplicar el formato de Libia e ir a un proceso violento de cambio de régimen" en Siria, agregó el canciller desde la ciudad de Ginebra, de donde partirá rumbo a Damasco.

Representantes de Venezuela, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Bolivia, encabezados por Maduro y Rodríguez, viajan a Siria para poner a la orden "su experiencia política" y respaldar "al pueblo sirio en la búsqueda de la estabilidad".

Estados Unidos llamó el viernes a Asad a dejar el poder y advirtió que su gobierno está llevando al país por "un camino muy peligroso", tras el asesinato del líder opositor kurdo Mechaal Tamo y la golpiza a otro prominente activista, que según Washington demuestran que las promesas de diálogo "son huecas".

El ALBA acordó hace un mes en Caracas proponer a Damasco el envío de una misión diplomática a Siria, donde temen ocurra un conflicto similar al que derrocó a Muamar Gadafi en Libia, para luego informar sobre la situación de ese país a los demás países latinoamericanos y caribeños.

Los países que integran el ALBA son Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas.