•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Varios manifestantes se enfrentaron con el personal de seguridad de un museo de Washington cuando intentaron entrar al recinto este sábado, provocando que uno de los guardias utilizara gas pimienta, lo que finalizó con al menos un arresto, según comunicó una portavoz.

El incidente ocurrió en el Museo Smithsoniano del Aire y del Espacio (Smithsonian's National Air and Space Museum) sobre las 15H15 local (19H15 GMT), después de que cientos de activistas se manifestaran desde la Plaza de la Libertad (Freedom Plaza), cerca de la Casa Blanca, a lo largo del National Mall hasta el Capitolio.

Muchos de los manifestantes pertenecían al grupo de protesta "Ocupemos el DC" (Occupy DC), que se ha consolidado esta semana como derivación del movimiento "Ocupemos Wall Street" (Occupy Wall Street) de Nueva York, que protesta contra la "avaricia empresarial".

La portavoz de la institución Smithsoniana, Linda St. Thomas, comunicó que la policía se enfrentó a un grupo de manifestantes cuando estos empujaron las puertas para entrar al Museo del Aire y del Espacio.

"Cuando se les dijo que no podían entrar con las pancartas que estaban llevando al interior, uno de los guardias tuvo que utilizar gas pimienta", dijo St. Thomas.

"Había como un par de centenas de manifestantes en la zona en ese momento, por lo que se llamó a la Policía. Hubo un arresto del que yo tengo conocimiento", añadió al tiempo que subrayaba que el museo cerró sus puertas dos horas antes debido al incidente.

"Ocupemos DC", un grupo joven de varias docenas de manifestantes, está acampado en la Plaza McPherson en la calle K de Washington, donde varios lobbies políticos tienen sus sedes.

El viernes, sus miembros recibieron con pancartas a los trabajadores de estas firmas para denunciar su avaricia. Más tarde, se mezclaron en pequeños grupos e intercambiaron experiencias con los miembros del grupo "Ocupemos Wall Street" que se habían desplazado hasta la capital del país.

Los manifestantes de Nueva York, indignados por las ayudas del gobierno estadounidense a los bancos que tienen su sede en Wall Street, empezaron a reunirse el pasado 17 de septiembre, lo que ha conducido a continuas y más masivas manifestaciones.

Desde entonces, las protestas se han extendido a otras ciudades de Estados Unidos.