•   Tauranga, Nueva Zelanda  |
  •  |
  •  |

Un barco liberiano cargado de contenedores que encalló en una bahía de Nueva Zelanda perdió el lunes una "importante" cantidad de combustible y sufrió daños, en un mar agitado, anunciaron el martes las autoridades marítimas neozelandesas.

De 130 a 350 toneladas de combustible se escaparon del barco, el "Rena", contra unas 20 toneladas perdidas tras su encallamiento, el miércoles pasado, preciso Maritime New Zealand (MNZ), la autoridad encargada de la seguridad de personas y del medio ambiente en el mar.

Las operaciones de rescate se habían acelerado el fin de semana antes de la anunciada llegada de una tempestad.

Los equipos de rescate intentaban desde la mañana del lunes dar seguridad al barco antes de la llegada de la tormenta, esta tarde. Si se rompiera el casco del "Rena", unas 1.700 toneladas de fuel-oil pesado podrían escapar al mar, han advertido las autoridades.

"Hay un riesgo real de daños grave y no nos hacemos ilusión al respecto. Es por lo que trabajamos 24 horas sobre 24 para retirar el combustible" de la nave, declaró Bruce Anderson, uno de los responsables de MNZ, a Radio New Zelande.

Capas de combustible habían llegado a la costa el lunes.