•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |

El presidente de la Autoridad palestina Mahmud Abbas se reúne este martes con el colombiano Juan Manuel Santos en un esfuerzo por convencer a Colombia, miembro no permanente del Consejo de seguridad, de renunciar a su oposición al reconocimiento por la ONU de un Estado palestino.

"Hemos decidido venir a presentar nuestra visión (...) y pedir la comprensión del liderazgo colombiano", dijo el canciller palestino Ryad Al-Maliki en vísperas de la reunión presidencial en Bogotá.

"Colombia siempre ha votado a favor de Palestina a través de los años. Siempre apoyó a Palestina en foros internacionales", añadió.

Colombia, firme aliado de Washington en América latina, es una pieza clave en la campaña palestina a favor del reconocimiento de su Estado por las Naciones unidas.

Como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, Bogotá detenta uno de los nueve votos necesarios (entre 15) para que, si no hay algún veto, la solicitud palestina pueda desembocar en una recomendación favorable a la Asamblea General.

Pero hasta la fecha, Bogotá ha dejado claro que se opone al reconocimiento sin negociaciones previas entre Palestina e Israel, contrariamente a la mayoría de los países suramericanos.

Las negociaciones entre Israel y palestinos, reabiertas en septiembre de 2010 tras casi dos años de suspensión, abortaron a las pocas semanas, cuando los segundos exigieron que cesara la construcción de asentamientos por parte de Israel en los territorios ocupados, condición que aún mantienen.

Bogotá también se opone a dichas construcciones israelíes y es favorable a una negociación basada en las fronteras de 1967, que incluyen a Cisjordania, la franja de Gaza y Jerusalén Este, como lo exigen los palestinos.

Además, ha ofrecido sus buenos oficios para mediar entre las partes.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, dijo el lunes al término de una reunión con Abas, que se pretende "explorar la posibilidad de que Colombia pueda ayudar para que se establezca un diálogo" entre israelíes y palestinos.

"Como amigo de Israel y como amigo de Palestina, Colombia puede ser capaz de mediar entre los dos", admitió Al-Maliki, aunque también aseguró que la Autoridad Palestina intentará "un millón de veces", si fuera necesario, cambiar la posición de aquellos países opuestos a su adhesión a la ONU, y no tiene por ahora "un plan B" que no contemple ese objetivo.

La Autoridad Palestina, que ya goza del apoyo de unos 130 de los 193 países miembros de las Naciones Unidas y del reconocimiento de la UNESCO, una entidad de ese organismo dedicada a la cultura y la educación, tiene "siempre la esperanza de que la decisión de Colombia pueda cambiar", añadió el canciller.

"Tenemos el apoyo de la mayoría de los Estados del mundo", enfatizó Al-Maliki, sin descartar que incluso Estados Unidos, que ha amenazado con usar su poder de veto en el Consejo de seguridad para evitar el ingreso de Palestina a la ONU, pueda cambiar su posición.

"Llevamos negociando con Israel 20 años, sin ningún logro positivo", recordó, tras denunciar la aceleración del proceso de asentamientos israelíes en territorio palestino, que "terminará haciendo imposible un Estado palestino viable".

Al-Maliki anunció el lunes que luego de su estancia en Colombia, Abas viajaría también a París con ese propósito.

"Vamos a explicar nuestra posición francamente y claramente al presidente (Santos), esperamos tener su comprensión y de allí vamos a salir rumbo a Francia, donde vamos a tener una reunión con el presidente francés (Nicolas) Sarkozy sobre el mismo tema, porque Francia también es un miembro permanente del Consejo de Seguridad", según dijo Al-Maliki a la prensa.

El canciller palestino dijo a la AFP que la cita con el mandatario francés podría efectuarse "el 13 o el 14" de octubre.

Por otra parte, en la noche del lunes el presidente venezolano Hugo Chávez anunció en una llamada telefónica al canal estatal VTV que Abas arribará a Caracas este martes tras concluir su visita a Colombia.

"El presidente palestino solicitó venir por Caracas y de inmediato le dije que sí", dijo Chávez. Su gobierno es un gran defensor de la causa palestina y Abas ya ha visitado Caracas anteriormente para encontrarse con él.