•  |
  •  |

MANZANILLO / AFP

El huracán Jova, degradado la tarde de ayer martes a categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, avanzaba hacia la costa del Pacífico mexicano, donde pobladores protegían viviendas, compraban víveres, y algunos se trasladaban a sitios más seguros.
En el estado de Jalisco (oeste), en cuya porción sur podría impactar el huracán, el gobierno aseguró que Jova no representa peligro para la realización de los Juegos Panamericanos 2011, que arrancan el viernes en Guadalajara, la capital estatal localizada a unos 320 km de la costa.
Según el último reporte del Servicio Meteorológico de México, Jova registraba anoche  “vientos sostenidos de 160 km por hora y rachas de 195 km por hora”.
El fenómeno se localizaba “175 km al suroeste de Manzanillo, estado de Colima (este) y 280 km al sur de Cabo Corrientes, en Jalisco (oeste)”, detalló el Meteorológico.
Además de Colima y de Jalisco, los estados de Nayarit (noroeste), Michoacán (oeste) y Guerrero (sur) fueron declarados en alerta por intensas precipitaciones, con lo que suman unos 800 km de área costera potencialmente afectados.

Impactaría en la madrugada
Según los pronósticos, Jova mantendrá su desplazamiento lento (7 km por hora) hacia las costas del Pacífico de México, en un punto entre Colima y Jalisco, donde podría haber impactado la madrugada de hoy miércoles”.
El Sistema de Protección Civil federal alertó que Jova representa “un gran peligro” para las costas del oeste de México debido a “intensas precipitaciones y peligroso oleaje”.
En Manzanillo, con unos 160,000 habitantes, pobladores retiraban de techos y patios objetos que pudieran ser arrastrados por el viento, y colocaban cintas adhesivas en las ventanas o las cubrían con maderas para protegerlas, constató la AFP.
Durante la mañana, con cielo nublado y con el mar que empezaba a agitarse, se observaba a personas que compraban víveres enlatados, agua y artículos para primeros auxilios en los centros comerciales.
“Tenemos la orden de ya no recibir turistas y de trasladar a albergues a los que estén cuando se acerque el huracán”, comentó el encargado de un hotel consultado por la AFP.
El puerto de Manzanillo, uno de los de mayor actividad en el Pacífico y receptor de embarcaciones mercantes, fue cerrado a la navegación.