• |
  • |
  • END

FRANCIA / AFP
El juicio contra el presunto asesino en serie francés Michel Fourniret por la muerte, en algunos casos con la supuesta complicidad de su esposa, de siete mujeres en Francia y Bélgica, se inició este jueves en un tribunal de las Ardenas (noreste francés).

En la primera audiencia del proceso ante la Corte con sede en Charleville-Mezières, Fourniret rechazó declarar, mostrando en varias ocasiones un cartel donde se leía: “Si no hay juicio a puerta cerrada, no abriré la boca”, antes de entregar al presidente un texto escrito.

Cada vez que el presidente del tribunal, Gilles Latapie, le interrogaba sobre su identidad, Fourniret respondía enarbolando la hoja donde había escrito la frase.

Luego, mostrando al presidente un rollo de papel sujeto con un lazo, el presunto asesino en serie se decidió a hablar, explicando que allí había escrito la exposición que tenía la intención de leer. “Dado que no habrá proceso a puerta cerrada, le pido por favor que lea este texto”, le expresó.

Dice ser malo y privado de sentimiento humano
En dicho texto, leído por el magistrado, Fourniret se describió como “un ser malo y privado de sentimiento humano”. También minimizó la participación de su mujer, alegando que “cayó en las redes de un odioso manipulador”.

Seguidamente, el presidente del tribunal interrogó a la esposa de Fourniret, que respondió a las preguntas sobre su identidad y sus abogados.

Michel Fourniret y su esposa Monique Olivier podrían ser condenados a cárcel perpetua, al término de este proceso que está previsto dure unos dos meses.