Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Barack Obama recibió ayer viernes el aval de un prominente senador de Pensilvania, un apoyo clave en su contienda con Hillary Clinton en el estado que será escenario de las próximas primarias importantes.

El respaldo de Bob Casey podría ayudar a Obama con los votantes católicos, que representan más del 30% del estado, y con los votantes blancos de la clase trabajadora. Casey es hijo de un ex gobernador notorio por su oposición al aborto y su apoyo al derecho de poseer armas.

Clinton superó a Obama entre los votantes de la clase trabajadora en Ohio y Texas el 4 de marzo. Lleva una ventaja considerable en las encuestas recientes entre los votantes de Pensilvania, y de triunfar allí podría acercarse a Obama.

Pero algunos en el Partido Demócrata se preocupan de que una puja demasiado agresiva pueda perjudicar las esperanzas partidistas de lograr la presidencia, lo que permitiría al casi seguro candidato republicano John McCain concentrarse en las elecciones en general, mientras Obama y Clinton siguen agrediéndose mutuamente.

Debido a esa situación, el senador Patrick Leahy, quien ha manifestado su apoyo a Obama, recomendó el viernes que Clinton abandone la puja porque se considera que aquél tiene una ventaja de delegados casi decisiva. Obama aventaja a Clinton en por 1,621 –1,499 delegados.

‘’La senadora Clinton tiene todo derecho --pero no una buena razón-- para seguir siendo candidata mientras así lo desee’’, dijo Leahy en la declaración.