•  |
  •  |
  • AFP

El transbordador estadounidense Endeavour -con la primera maestra en llegar al espacio- aterrizó el martes sin problemas en Florida tras una misión de 13 días salpicada de incertidumbre pero globalmente exitosa para la construcción de la Estación Espacial Internacional.

Las ruedas de la nave tocaron la pista del Centro Espacial Kennedy cerca de Cabo Cañaveral (Florida, sudeste) a las 16H32 GMT, como estaba previsto. "Cesamos de rodar", dijo el comandante de la nave, Scott Kelly.

"Felicitaciones Endeavour y bienvenidos", le respondió el astronauta Chris Ferguson en el Centro de control de Houston (Texas, sur). Pocos segundos después del aterrizaje, un paracaídas se desplegó en la parte trasera del transbordador para frenar su impulso.

El vuelo del Endeavour fue acortado en 24 horas por precaución, cuando el huracán Dean amenazaba la costa de Texas y Houston, donde se encuentra el centro de control de la Nasa.

Cumplió con todos los objetivos

La nave y sus siete miembros de la tripulación, entre los cuales dos mujeres y un canadiense, sobrevoló el Océano Pacífico, Costa Rica y luego Cuba, antes de llegar a Florida. La misión del Endeavour, lanzado el 8 de agosto, cumplió con todos los objetivos de construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS, por su sigla en inglés) previstos.

El éxito de la misión se vio sin embargo cuestionado por una fisura en el escudo térmico de la nave, provocada por el impacto de un fragmento de espuma aislante desprendida del tanque de combustible externo, un problema recurrente y en el origen del estallido del Columbia en 2003.

Luego de varios días de pruebas, la Nasa concluyó que la fisura no presentaba riesgos para el retorno aunque admitió que el problema podría retrasar los próximos dos lanzamientos.

"Prevemos algunos ajustes en nuestro calendario para realizar modificaciones" para reducir las pérdidas de espuma aislante del tanque de combustible externo, dijo Wayne Hale, responsable del programa.

Primera maestra que visitó el espacio

La misión del Endeavour también se caracterizó por llevar a bordo a la primera maestra que visitó el espacio, luego del trágico fin del anterior intento, en 1986, con la explosión del Challenger.

Más de 20 años después, la ahora astronauta Barbara Morgan, entonces suplente de la maestra Christa McAuliffe (que murió en la tragedia del Challenger), pudo contestar desde el espacio las preguntas de alumnos de una escuela de Idaho (noroeste de Estados Unidos), donde había impartido clases durante largo tiempo en primaria.

Durante los nueve días pasados acoplados a la ISS, los astronautas del Endeavour y uno de los tres miembros de la expedición 15 de la ISS, el estadounidense Clayton Anderson, realizaron en total cuatro salidas orbitales de casi 25 horas en total.

La misión del Endeavour, la segunda del año, permitió alcanzar todos los objetivos fijados para continuar con la construcción del laboratorio espacial. Los astronautas instalaron un nuevo segmento metálico de 1,58 toneladas para extender el esqueleto de la estación y reemplazaron uno de los cuatro giroscopios defectuosos. También llevaron 2,7 toneladas de víveres y equipamiento.

La Nasa prevé 12 vuelos más de transbordador para terminar la ISS en 2010, año programado para el retiro de la flota de tres transbordadores. La ISS, un proyecto de 100 mil millones de dólares en el cual participan 16 países, es considerada esencial para preparar futuras misiones habitadas hacia Marte.