•  |
  •  |

La muerte de la princesa Diana y su novio Dodi Al Fayed, en agosto de 1997 en un túnel de París, fue resultado de "homicidio por negligencia" del chófer del vehículo en que viajaban y de los coches que perseguían a la pareja, falló el lunes el jurado en Londres.

Al término de una indagación judicial en el Alto Tribunal de Londres, las seis mujeres y cinco hombres del jurado decidieron por unanimidad que la muerte de la princesa y de su novio fue "homicidio por negligencia" del chófer del Mercedes en que viajaban, Henri Paul, y de los vehículos que perseguían a la pareja.

El jurado, que escuchó a cerca de 250 testigos, afirmó que Paul había ingerido alcohol y conducía demasiado rápido, lo que fue un factor que contribuyó al accidente.

Agregaron que el hecho de que ni Diana ni Dodi llevaban puestos los cinturones de seguridad contribuyó también a su muerte.

Descartaron sospechas de Al Fayed

El juez había descartado las teorías del multimillonario padre de Dodi, Mohammed Al Fayed, sobre todo la de que "Diana fuera asesinada por los servicios secretos por orden del duque de Edimburgo", y había dado al jurado cinco opciones de veredicto, ninguna de las cuales incluía cualquier sugerencia de que la pareja fuera víctima de una conspiración.

Entre las opciones abiertas al jurado figuraban una sentencia de que la princesa Diana y Dodi murieron en un accidente o que su muerte fue resultado de un homicidio por negligencia.

Otra posibilidad era un veredicto abierto si el jurado de 11 miembros estimaba que las pruebas son insuficientes para alcanzar una conclusión.