•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El TLC entre Estados Unidos y Colombia que el presidente George W. Bush remitió el martes al Congreso, podría quedar en una complicada situación si prospera una iniciativa anunciada este miércoles por el liderazgo de la oposición demócrata, que pretende eliminar la exigencia de 90 días para aprobar o rechazar el pacto.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció este miércoles en una declaración previa a una conferencia de prensa tras reunirse con los legisladores de su partido, que mañana jueves propondrá el cambio en las reglas de votación de los TLC.

El objetivo es "remover el plazo para la consideración del Tratado de Libre Comercio con Colombia", dijo Pelosi.

La llamada Autoridad de Promoción Comercial (TPA por sus siglas en inglés) que el Congreso otorgó a Bush, incluye una regla legislativa según la cual el Congreso debe decir sí o no en 90 días a un TLC enviado por la Casa Blanca para su consideración, sin posibilidades de introducirle cambios.

Una medida como la que buscan los demócratas, sin precedentes en más de treinta años de votaciones de acuerdos de libre comercio, no solo dejaría abierto y sin límites el plazo para que la Cámara de Representantes considere y vote el polémico acuerdo.

También afectaría los procedimientos para los demás TLC que fueron aprobados bajo la normativa de la Autoridad de Promoción Comercial y que aún están pendientes de ratificación en el Congreso: los pactos con Panamá y Corea del Sur.

Los demócratas tienen la mayoría legislativa y muchos de sus principales líderes son críticos del acuerdo con Colombia, lo cual aumenta notoriamente las posibilidades de que la iniciativa anunciada por Pelosi prospere.