Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno decidió nacionalizar la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), la mayor empresa del sector, ante la negativa de la compañía a negociar con sus trabajadores una nueva contratación colectiva, declaró ayer miércoles el vicepresidente Ramón Carrizalez.

Sidor es controlada en un 60% por el grupo internacional Ternium S.A., que tiene su base en Luxembourgo y tiene como accionista al conglomerado italo-argentino Techint. El Estado venezolano posee un 20% de Sidor, y el restante 20% se encuentra en manos de trabajadores y ex trabajadores de la empresa. La compañía fue privatizada en 1998.

Carrizalez dijo a la prensa que el gobierno acordó la “toma del control’’ de Sidor, que era manejada por el grupo internacional Ternium desde hace diez años.

“El presidente (Hugo Chávez) me instruyó a que le informara a la empresa que el gobierno nacional toma el control de la empresa’’, señaló Carrizalez al formalizar el anuncio de nacionalización de Sidor.

Explicó que la medida se acordó luego que la empresa tuvo una “gran arrogancia’’ en la mesa de negociaciones, y se “negó a presentar rotundamente una contrapropuesta’’ en medio de las discusiones del contrato colectivo.

El vicepresidente justificó la decisión señalando que el gobierno tomó la medida ‘’en función de proteger los derechos de los trabajadores’’.

“Nosotros vamos a la negociación, como lo hemos ido con distintas empresas, sin ningún tipo de atropello, y cancelándoles lo que se le tenga que cancelar, indemnizando lo que se tenga que indemnizar’’, acotó.