•  |
  •  |
  • EFE

La Justicia rusa anunció hoy la detención del presunto asesino de la periodista Anna Politkóvskaya y la implicación de agentes de la Policía y de los servicios secretos en ese crimen, condenado en todo el mundo.

"El asesino de Politkóvskaya ha sido arrestado", dijo en rueda de prensa el Fiscal General, Yuri Chaika, a tres días del que hubiera sido el 49 cumpleaños de la periodista, una de las plumas más críticas con el Kremlin.

Politkóvskaya, de 48 años, fue asesinada el 7 de octubre de 2006 de un disparo en el pecho y otro en la cabeza en el portal de su casa en Moscú, cuando regresaba de hacer unas compras.

Diez arrestos

Chaika añadió que "han sido arrestadas diez personas: los organizadores directos, los que les ayudaron y los ejecutores del crimen". El fiscal precisó que el organizador de la muerte de Politkóvskaya es el jefe de una banda criminal moscovita proveniente de Chechenia, "especializado en asesinatos por encargo".

Además, Chaika confirmó las revelaciones hechas hoy por el bisemanario "Nóvaya Gazeta", donde trabajaba la periodista, acerca de que entre los detenidos hay agentes de la Policía ya retirados y un miembro en activo del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB).

El FSB confirmó que un teniente coronel identificado como Pavel Riagúzov fue detenido el 21 de agosto como sospechoso "de acciones ilícitas en el caso de Anna Politkóvskaya".

"Lamentablemente, en el seguimiento y en la recogida de información participaron cuatro colaboradores retirados del Ministerio del Interior y uno del FSB", dijo Chaika. Según el fiscal, la banda de asesinos por encargo cometió crímenes "no sólo en el territorio de Rusia, sino también en Ucrania y en el territorio de Letonia".

"En cuanto a los motivos del asesinato, los resultados de la investigación nos llevan a concluir que en la eliminación de Politkóvskaya podían estar interesadas sólo personas que se encontraban fuera de la Federación Rusa", aseguró.

Por su parte, "Nóvaya Gazeta", donde trabajaba la periodista desde 1999, afirmó que "decir que el asesinato de Politkóvskaya ha sido esclarecido todavía es prematuro", pues "no han sido detenidos todos los participantes y habrá que demostrar la culpa de aquellos que han sido arrestados".

La revista añadió en una nota publicada en su página web que la complicidad entre la banda de delincuentes y los agentes era "un negocio conjunto de muchos años" y, si se comienza a "desenrollar esta madeja, se conocerán los detalles de muchos sonados casos criminales que hasta el día de hoy siguen sin aclararse".

Asesinos profesionales

El asesinato de Politkóvskaya "fue preparado minuciosamente, actuaron profesionales que ya tenían experiencia en la 'solución de semejantes problemas'", agregó. "Nóvaya-Gazeta" hizo hincapié en que los resultados de la investigación oficial han sido anunciados en vísperas del inicio de la campaña electoral de cara a los comicios parlamentarios y presidenciales y no descartó que se trate de una maniobra política.

"No tenemos todavía ninguna garantía de que los apellidos de los que realmente encargaron el crimen y los apellidos que figurarán en el acta acusatoria serán los mismos", apuntó. El director del bisemanario, Dmitri Murátov, alabó la profesionalidad de los investigadores de la Fiscalía.

"Las conclusiones de la investigación son extraordinariamente convincentes y profesionales", declaró a la agencia Interfax. Los dueños de la revista, entre los que se encuentra el ex presidente de la URSS Mijaíl Gorbachov, ofrecieron una recompensa de 25 millones de rublos (casi un millón de dólares) a cambio de información que condujera a la captura de los asesinos de Politkóvskaya.

Por su parte, Igor Yakovenko, secretario general de la Unión de Periodistas de Rusia (UPR), manifestó su esperanza en que el anuncio de hoy de la Fiscalía suponga un cambio en la actitud de las autoridades.

Desconfianza a las autoridades

"Tenemos un gran margen de desconfianza hacia las autoridades rusas. Esperamos que éstas cambien de política y comiencen a investigar los asesinatos políticos de periodistas", dijo.

El asesinato fue perpetrado cuando la periodista preparaba un artículo sobre las torturas sistemáticas en Chechenia, que fue publicado de manera póstuma por sus compañeros cinco días después de su muerte.

Politkóvskaya, nacida en Nueva York en 1958 en el seno de una familia de diplomáticos soviéticos de origen ucraniano, tenía doble ciudadanía, rusa y estadounidense.

Activistas y miembros de la oposición han convocado un mitin en la capital rusa en tributo a la periodista para el día de su cumpleaños, el próximo jueves.