• México |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de México, Felipe Calderón, endureció el viernes ante su par ecuatoriano Rafael Correa el tono de su discurso contra el ataque colombiano a un campamento de las FARC en Ecuador, al exigir "justicia" por la muerte de cuatro estudiantes mexicanos en la acción.

"No nos sentiremos satisfechos hasta tanto se esclarezcan plenamente estas circunstancias y se haga la justicia que los padres reclaman", dijo Calderón a casi un mes y medio del ataque, durante la ceremonia de bienvenida a Correa, que llegó a México la noche del jueves para una visita oficial de tres días.

Calderón aseguró que su país "condenó y condena la violación a la integridad territorial del Ecuador y reitera la importancia de que prevalezca el diálogo y la concordia" en América latina.

Por su parte, Correa, que llegó acompañado de una comitiva de ocho ministros, agradeció a su interlocutor el apoyo de México en la cumbre de Santo Domingo frente al ataque de Colombia.

"Sentimos todos que la leyenda solidaria no es un cuento, ni un fragamento de la memoria sino la profunda expresión del ejercicio de la democracia, la sensibilidad y altivez del pueblo de Benito Juárez", declaró.

Calderón, que calificó el conflicto entre Ecuador y Colombia de "particularmente doloroso para México" por la muerte de los estudiantes, reiteró sus condolencias a los familiares y apreció la atención ofrecida por el gobierno de Correa a la estudiante mexicana herida que sobrevivió al ataque colombiano y que fue dada de alta de un hospital militar el jueves.