•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AP

El papa BenedictoXVI pidió el jueves a los hispanos que viven en Estados Unidos que ''no se dejen vencer por el pesimismo'' y que se mantengan firmes en su fe para superar ''un mundo muchas veces marcado por divisiones y enfrentamientos''.

''La iglesia en Estados Unidos, acogiendo en su seno a tantos de sus hijos inmigrantes, ha ido creciendo gracias también a la vitalidad de la fe de los creyentes de lengua española'', dijo.

El sumo pontífice habló en español en una parte de su homilía durante su primera misa pública en su actual visita a Estados Unidos, celebrada en el estadio de los Nacionales, un equipo de béisbol de la capital estadounidense.

Unas 46.000 personas estuvieron presentes, pero la demanda de entradas fue de más del doble, dijeron los organizadores.

En la parte en inglés, BenedictoXVI _ quien luego irá a Nueva York para completar una visita de cinco días _ hizo referencia por tercer día consecutivo a los problemas de la iglesia católica estadounidense, que tiene unos 65 millones de miembros pero no es la mayoría en la nación.

''Ninguna palabra mía podría describir el dolor y daño infligido por esos abusos'', dijo refiriéndose a los escándalos de abuso sexual de algunos clérigos que han costado a la iglesia unos 2.000 millones de dólares en gastos y arreglos en corte y llevado a la quiebra a seis arquidiócesis.

BenedictoXVI pidió reconciliación y ayuda para las víctimas de lo que en la víspera, en una reunión con obispos, había calificado como ''una profunda vergüenza''.

Elogió a Estados Unidos como tierra de oportunidades y esperanza, pero lamentó que la promesa que representa esta nación no se haya cumplido por completo con los indios y los negros.

Pero indicó que la esperanza en el futuro era ''en mucho una característica de esta sociedad''.

''Los estadounidenses siempre han sido un pueblo de esperanza'', dijo. ''Vuestros antecesores vinieron a este país con la esperanza de encontrar nuevas oportunidades de libertad y oportunidad''.

''Pero esa promesa no fue experimentada por todos en esa tierra: uno piensa en las injusticias que enfrentaron los pueblos nativos y aquellos que fueron traídos por la fuerza del Africa como esclavos'', agregó.

Luego, el pontífice dijo en español: ''Queridos hermanos y hermanos de lengua española'', haciendo que una ovación rompiera la solemnidad de la misa en el escenario deportivo.

''Deseo saludarles con las mismas palabras que Cristo resucitado dirigió a los apóstoles: Paz a ustedes''.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus