•  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

En un acto inesperado, Benedicto XVI se reunió con “un pequeño grupo de personas que fueron abusadas sexualmente por miembros del clero”, anunció el portavoz del Vaticano en un comunicado.

El encuentro tuvo lugar la tarde de ayer jueves en la capilla de la Nunciatura Apostólica en Washington, donde se hospeda el Papa.

El grupo, acompañado del Arzobispo de Boston, el cardenal Sean O’Malley, rezó con el Papa, “que enseguida escuchó sus testimonios personales y les ofreció palabras de ánimo y de esperanza”, indicó el comunicado.

Benedicto XVI “les aseguró rezar por ellos, por sus familias y por todas las víctimas de abusos sexuales”, agregó el texto sin precisar la identidad de los miembros de la delegación.

El encuentro duró entre 20 y 25 minutos, aseguró el portavoz Federico Lombardi. El Arzobispo de Boston entregó al Papa un libro con la lista de 1,000 víctimas en su diócesis. Cinco personas, hombres y mujeres adultos, participaron en la delegación.

El Papa dijo sentir “vergüenza” por el escándalo de los sacerdotes pedófilos en Estados Unidos cuando inició el martes su visita a ese país.


Clamor por hispanos
Dentro de su intensa actividad, pero en horas de la mañana, el papa Benedicto XVI dedicó varios pasajes de su homilía a los hispanos en Estados Unidos, a quienes agradeció “la vitalidad” de su “testimonio de fe” en una visita en la que también abogó por “una política de inmigración coordinada” con América Latina.

La primera misa de la visita papal comenzó a las diez de la mañana, hora de Washington, tras la llegada del pontífice a bordo de su “papamóvil” al Estadio del equipo de béisbol de los Nacionales de Washington, y tuvo su primera lectura de un pasaje de la Biblia en español.

“Paz a ustedes”, dijo en castellano
El propio pontífice se dirigió luego a la comunidad hispana norteamericana, para “saludarles” con algunas expresiones cristianas: “Paz a ustedes”, empezó diciendo Benedicto XVI en castellano.

“La Iglesia en los Estados Unidos, acogiendo en su seno a tantos de sus hijos emigrantes, ha ido creciendo gracias también a la vitalidad del testimonio de fe de los fieles de lengua española”, dijo el Papa.