Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

TEGUCIGALPA / AFP

Miles de hondureños se lanzaron a las calles en la capital y otros puntos del país ayer jueves en protesta por los altos precios de los alimentos, en una denominada “Marcha contra el neoliberalismo”, informaron fuentes sindicales y emisoras de radio.

“Pueblo, únete”, gritaban unos 3,000 manifestantes en el sector de Las Brisas, en el bulevar Fuerzas Armadas, al sur de la capital, mientras eran desalojados por unos 500 policías antimotines que los atacaron con bastones.

Las manifestaciones, que habían sido anunciadas, obligaron a muchas escuelas y colegios a suspender lecciones, pero se dieron grandes congestionamientos en la ciudad cuando miles de empleados y trabajadores trataban de llegar a sus centros laborales.

Luego los manifestantes que participaban en los distintos bloqueos se dirigieron en una caminata a la Casa de Gobierno, al este de la ciudad, que estaba resguardada por un fuerte cordón de seguridad de policías y militares.

En San Pedro Sula, la segunda ciudad de Honduras, situada a 240 km al norte de la capital, los manifestantes fueron desalojados, en la salida hacia Puerto Cortés.

También se registraron desalojos, sin enfrentamientos, en el puerto de La Ceiba (Caribe) 500 km al norte de la capital, y la ciudad de El Progreso, 220 km al norte, donde los manifestantes habían tomado un puente.

Según los dirigentes, los bloqueos se registraron también en El Paraíso y Olancho, este, y Choluteca al sur.