•  |
  •  |
  • EFE

El drama de la anorexia llegó hoy con toda su crudeza a las vallas publicitarias de las calles italianas y desde allí a la opinión pública a través de la foto de una joven desnuda y de una delgadez extrema, elegida como "modelo" para la campaña de una marca de moda, que ha querido así sensibilizar sobre este problema.

La idea ha sido del fotógrafo italiano Oliviero Toscani, conocido por sus provocativas y polémicas campañas publicitarias -sobre todo las que hizo durante muchos años con Benetton, y ya ha causado con este nuevo trabajo la conmoción de la opinión pública italiana por su crudeza, como también ha recibido críticas por parte de algunas asociaciones.

No-Anorexia

Las fotografías, que han aparecido en gigantescos carteles publicitarios en las calles de las principales ciudades italianas y en una doble página del diario La Repubblica, muestran a la joven completamente desnuda, de espaldas o de frente, y con las palabras "No-Anorexia".

"Es muy interesante que por fin una empresa haya entendido la importancia del problema y haya tenido la valentía de exponerse sobre este tema", explicó Toscani en un comunicado.

Luisa Bertoncello, consejera delegada de Flash&Partner -grupo al que pertenece la marca de moda Nolita-, afirmó que cuando vio la foto por primera vez quedó conmocionada por la crudeza de la verdad que comunicaba" y decidió por ello "que era justo usar la publicidad como medio de sensibilización para los males de la sociedad".

El grupo explica que, debido a la "implicación de la moda en esta plaga moderna", se ha decidido realizar esta campaña coincidiendo además con la Semana de la Moda Femenina de Milán.

La campaña cuenta con el beneplácito de la ministra de Sanidad, Livia Turco, que explicó que este tipo de iniciativas "pueden abrir eficazmente un canal comunicativo original y privilegiado con el público joven, a través de un mensaje de gran impacto idóneo para favorecer la toma de responsabilidad hacia el drama de la anorexia".