• |
  • |

Los argentinos acuden hoy a las urnas para votar al próximo presidente y a más de 400 cargos nacionales y provinciales en unas elecciones en las que la actual primera dama del país, Cristina Fernández, es la gran favorita.

Estas elecciones, las sextas consecutivas desde que se recuperó la democracia en 1983, tienen un acento marcadamente femenino. Tres de los 14 candidatos a la presidencia son mujeres y dos de ellas están en primer y segundo lugar en las encuestas de intención de voto: Cristina Fernández de Kirchner y Elisa Carrió.

La práctica totalidad de las encuestas dice que Fernández ganará en primera vuelta, para lo cual necesita obtener hoy el 45 por ciento de los votos o un 40 por ciento con diez puntos sobre el segundo candidato mas votado.

A las 16.00 GMT, cuando había transcurrido la mitad de la jornada electoral, el 30 por ciento de los 27 millones de argentinos con derecho a voto lo había ejercido, según el director nacional electoral, Alejandro Tullio.

En Argentina el voto es obligatorio

Hasta el momento, la jornada ha transcurrido sin incidentes de importancia aunque se denunció falta de boletas (papeletas) en algunas mesas de la capital y la provincia de Buenos Aires, los principales distritos electorales del país.

La Justicia Nacional Electoral declaró abiertos los comicios a las 08.00 hora local (11.00 GMT), aunque algunas de las 73.771 mesas registraron demoras para su puesta en marcha debido a la falta de autoridades.

Entre los escasos incidentes de la jornada destaca la detención de un fiscal general del "kirchnerista" Frente para la Victoria que intentó votar dos veces en una escuela de la localidad bonaerense de Adrogué.

En total, 27.090.192 personas están habilitadas para votar a presidente y vicepresidente entre 14 fórmulas, además de 130 diputados y 24 senadores nacionales, gobernadores para ocho provincias, 272 legisladores provinciales y más de un millar de autoridades comunales.

Los votantes emitirán su sufragio para designar a los próximos gobernadores de la provincias de Buenos Aires -el distrito electoral más importante del país- Santa Cruz, Mendoza, La Pampa, Jujuy, Salta, Formosa y Misiones.

Los ciudadanos habilitados votarán hasta las 18.00 hora local (21.00 GMT) y los primeros resultados se esperan para las 21.00 hora local (00.00 GMT del lunes).

Cristina Fernández se presentó a votar en una escuela de la provincia sureña de Santa Cruz, mientras que su marido, el presidente Néstor Kirchner, lo hizo en otro centro de votación de ese mismo distrito, donde nació.

"Es un día muy día especial", manifestó entre sonrisas la postulante, sin brindar más detalles.

Por su lado, el presidente Kirchner, que el próximo 10 de diciembre finaliza su mandato que inició en mayo de 2003, se manifestó optimista sobre la jornada: "es un domingo muy bueno. Después de todo lo que nos pasó en el 2001, esto es muy bueno, que elija la gente".

Por su parte, Elisa Carrió, segunda en los sondeos, no pudo hacer declaraciones luego de votar debido a los forcejeos y empujones que hubo entre policías, periodistas y fotógrafos, una caótica situación que finalizó con un agente desvanecido en el suelo.

En tanto, el postulante presidencial y ex ministro de Economía Roberto Lavagna, tercero según las encuestas, manifestó sus deseos de que "sea un excepcional día democrático" y que "todo el mundo vote en orden".

"Estoy muy tranquilo", indicó Lavagna, candidato del partido Una Nación Avanzada (UNA).

El ex presidente Carlos Menem (1989-1999), que recientemente fue derrotado como candidato a gobernador de su provincia natal, La Rioja, votó allí y aseguró que piensa seguir en la política.

Por primera vez en la historia del país, unos 20 mil presos están habilitados para votar, gracias a una ley aprobada por el Congreso en el 2003 y reglamentada el año pasado por el presidente Kirchner.

La Junta Nacional Electoral suspendió la votación en la cárcel de Devoto, en Buenos Aires, porque no había urnas suficientes para recoger los votos de todos los reclusos que acudieron a ejercer su derecho.

También están autorizados para votar 45 mil 508 argentinos residentes en el exterior en 113 embajadas y consulados, indicó la Cancillería en un comunicado.

En los últimos días arribó a Argentina un grupo de observadores extranjeros, que elaborarán "un informe técnico" con "recomendaciones" y "opiniones" sobre el proceso electoral, que es vigilado por unos 100 mil militares y miembros de las fuerzas de seguridad.