• |
  • |
  • Marius Schattner / AFP

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, anunció el lunes que sufre un cáncer de próstata del que se operará en los próximos meses sin que ello le impida seguir al frente del gobierno.

"A raíz de los resultados de un examen médico de rutina, se me diagnosticaron los primeros signos de un cáncer de próstata", declaró Olmert, de 62 años, en una conferencia de prensa. Se trata de un tumor microscópico, sin metástasis, que será extirpado durante una operación en los próximos meses.

El anuncio de Olmert se produce mientras israelíes y palestinos preparan una reunión internacional en noviembre, cerca de Washington, patrocinada por Estados Unidos. Vestido con un traje oscuro y una camisa blanca en la que se destacaba una corbata rosa oscura, el jefe del gobierno israelí apareció en buena forma, si bien ligeramente pálido.

"Según mis médicos, se trata de un tumor microscópico que puede ser extirpado con una operación", explicó. Olmert también especificó que, "según las estimaciones de los médicos, no se necesitará ni quimioterapia ni radioterapia".

"Seré capaz de cumplir totalmente con mis funciones antes del tratamiento y ya horas después", insistió. "Mis médicos me dicen que mis posibilidades de curación son totales", agregó Olmert, que apareció ante los periodistas en buena forma física.

El profesor Kobi Ramon, médico personal del primer ministro israelí, señaló que la enfermedad fue descubierta en un estadio "muy precoz" y que puede ser curada.

"No hay ningún peligro para la salud del primer ministro en un futuro próximo y podemos esperar algunos meses sin correr riesgos", aseguró al afirmar que Olmert tiene "95% de posibilidades de curarse completamente".

Según el profesor Shlomo Seguev, del hospital Shiba de Tel Aviv, primero se llevará a cabo una biopsia y posteriormente la operación quirúrgica. "La operación no tiene ningún carácter de urgencia. Se puede programar en una fecha ulterior", afirmó.

Muy saludable y deportivo

Olmert es famoso por ser deportivo y gozar de buena salud. Sin embargo, apareció pálido y tenso en una reunión en Ashdod (sur de Israel) a mediados de octubre. En junio, durante su última visita oficial a Estados Unidos, se vio al primer ministro israelí correr con sus guardaespaldas por el Central Park de Nueva York.

Olmert sucedió en el cargo de primer ministro a Ariel Sharon, que se halla en coma profundo desde enero de 2006 tras sufrir un fulminante ataque cerebral.

El primer ministro israelí no es el primer dirigente que sufre cáncer de próstata. El fallecido presidente francés, François Mitterrand, tuvo esa misma enfermedad durante 14 años.

El ex alcalde de Nueva York, Rudolf Giuliani, uno de los candidatos republicanos a las elecciones presidenciales de noviembre de 2008 en Estados Unidos, también ha recibido tratamiento por la misma enfermedad.