• |
  • |
  • EFE

La tormenta tropical "Noel", que ha dejado al menos 21 muertos en República Dominicana, se ha fortalecido mientras continúa castigando con lluvias torrenciales a esa nación caribeña, a Bahamas y al este de Cuba.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU informó hoy de que los vientos máximos sostenidos de "Noel" aumentaron a 85 kilómetros por hora y pronosticó un ligero fortalecimiento adicional en las próximas 24 horas.

"Noel" tiene como su próximo objetivo terrestre a Cuba, por lo que el gobierno de la isla emitió un "aviso" de tormenta tropical para sectores del centro y el sureste, en las provincias de Camagüey y las Tunas.

Está vigente un "aviso" para las provincias de Guantánamo y Holguín.

Un "aviso" significa el paso de la tormenta en un plazo de 24 horas o menos.

El gobierno de Bahamas emitió una "vigilancia" de tormenta tropical (paso en 36 horas) para el noroeste y un "aviso" sigue vigente para el sureste y el centro de Bahamas.

El "aviso" también está vigente para las islas Turcos y Caicos y para el norte de Haití, desde el norte de la frontera con República Dominicana hasta Gonaives.

El sur del estado de Florida (EE.UU.) debe mantenerse vigilante a la trayectoria del sistema, recomendó el CNH.

El ojo de la tormenta debe moverse esta noche y mañana entre el centro de Bahamas y la costa norte de Cuba, según el boletín de las 21.00 GMT de hoy del CNH.

A esa hora estaba localizado cerca de la latitud 20,9 grados norte y longitud 74,2 grados oeste, a 80 kilómetros al norte de la punta este de Cuba y a 340 kilómetros al sur-sureste de Great Exuma, Bahamas.

"Noel", la décimo cuarta tormenta de la temporada de huracanes en el Atlántico, se desplaza hacia el noroeste a 24 kilómetros por hora.

La tormenta arrojará fuertes lluvias sobre el sureste de Cuba,el centro y el sureste de Bahamas y en Puerto Rico.

Las lluvias, particularmente en República Dominicana, pueden causar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra que pondrían en peligro vidas, advirtió el CNH.

En cuanto al estado de Florida, los meteorólogos dicen que de continuar la tormenta con la trayectoria actual ocasionaría un mar picado y fuertes resacas.

Se espera que el ojo de la tormenta esté al menos a 418 kilómetros del sur de Florida una vez que abandone Cuba.

Durante la temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio y culmina el 30 de noviembre, se han formado catorce tormentas, incluyendo a "Noel" y cuatro huracanes, de los cuales dos han alcanzado la categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.