• |
  • |
  • EFE

Al menos 27 agentes de policía iraquíes murieron el lunes en un atentado suicida contra el cuartel general de la policía en el centro de la ciudad de Baquba, al norte de Bagdad, afirmaron fuentes médicas y de seguridad iraquíes.

La deflagración también hirió a 21 personas, entre ellas 18 policías, una mujer y un niño, precisó el general Kudair al Timimi, portavoz de la policía de Baquba, ciudad situada a 60 kilómetros de Bagdad.

El asaltante entró en el cuartel general de la policía en una bicicleta, en el momento en que las unidades se reunían antes de partir en misión, precisó el general Timimi. Allí, el suicida detonó la carga que llevaba encima y mató a 27 policías, destacó la misma fuente

El balance ha sido confirmado por un médico del hospital de Baquba, el doctor Abdul Salam Harfash. El balance anterior, facilitado por las mismas fuentes, era de 25 muertos.

Baquba, una de las más peligrosas

Baquba es la capital de la provincia de Diyala, una de las más peligrosas de Irak, donde las fuerzas estadounidenses e iraquíes se ven envueltas en ataques militares de los insurgentes y de militantes de la red terrorista Al Qaida infiltrados en los grupos rebeldes iraquíes.

Por su lado, el primer ministro iraquí Nuri al Maliki culpó este lunes a los mandos militares de su país de la lentitud en la reconstitución de las fuerzas de seguridad, coincidiendo con el atentado suicida que mató a 27 policías en Baquba.

Maliki, que recibe fuertes presiones de Estados Unidos para acelerar la reconstrucción de las fuerzas locales, dijo que los responsables políticos y militares de Irak debían redoblar sus esfuerzos.

"Permítanme decir que nos retrasamos, y mucho, en la reconstrucción de nuestras fuerzas por razones que no mencionaré aquí", declaró el primer ministro iraquí en la ceremonia de traspaso de control de la provincia de Kerbala por parte del ejército estadounidense.

Kerbala, una de las zonas chiitas del centro de Irak, se convierte en la octava de las 18 provincias de Irak en pasar bajo la autoridad del gobierno de Bagdad.

La demora en la reconstrucción de las fuerzas iraquíes ha frustrado los planes de Washington de retirar sus tropas del país.

Piden garantía de seguridad

"Pedimos que los mandos policiales y militares hagan más esfuerzos para reconstruir las fuerzas de seguridad, y tomar el control del resto de las provincias", añadió Nuri al Maliki. "Esas provincias esperan que sus propios hijos vuelvan a garantizar su seguridad", agregó.

Washington y Bagdad se mostraban confiados en que las fuerzas iraquíes retomaran el control de la mayoría de las provincias este año.

Pero un informe del Congreso de Estados Unidos en septiembre señaló que a Irak le faltaban entre 12 y 18 meses para asumir el control total de la seguridad del país, en gran medida por culpa de la corrupción en la policía.

El informe del general de los marines James Jones señaló que las fuerzas iraquíes estaban mejorando "pero no al ritmo suficiente como para asumir.