•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, pidió hoy al presidente venezolano, Hugo Chávez, que asuma de nuevo su labor de mediador en el actualmente bloqueado proceso de liberación de rehenes de la guerrilla colombiana de las FARC.

"El canciller francés reconoció el esfuerzo del presidente Hugo Chávez en la liberación de varios rehenes de las FARC y le pidió retomar su labor de facilitador", informó un portavoz del gobierno venezolano.

Chávez recibió hasta ahora a seis rehenes de las FARC, liberados de forma unilateral en enero y febrero en un gesto de esta guerrilla hacia él.

Según la fuente del gobierno venezolano, durante la reunión, Kouchner insistió en que Venezuela y Chávez siguen siendo "un factor importante para retomar el camino que permitió estas liberaciones".

"Con el presidente Chávez hemos hablado del destino de los rehenes, y de la rehén francesa Ingrid Betancourt, pero igualmente de la suerte de todos los secuestrados, en particular de los civiles", explicó Kouchner, quien ya se había reunido con Chávez en Caracas a mediados de febrero.

La política franco-colombiana fue secuestrada hace más de seis años por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y forma parte de un canje humanitario que no logra concretarse y que prevé la liberación de 39 rehenes a cambio de 500 insurgentes presos.

En los últimos días, Chávez ha admitido que su sistema de contactos con las FARC se ha visto "pulverizado" después de la muerte del número dos de la guerrilla, Raúl Reyes, el 1 de marzo en un ataque militar colombiano en territorio ecuatoriano.

Además, el mandatario colombiano, Alvaro Uribe, ha descartado que su homólogo venezolano actúe de nuevo como mediador y el ministro francés de Exteriores no consiguió hacerle cambiar de idea durante su visita a Bogotá el lunes.

El domingo, el propio Chávez reconoció que la cuestión de los rehenes en Colombia se "puso muy compleja" pero reiteró su disposición para "ayudar a esta causa humanitaria".

"Espero y quiero creer que estos tres días han sido útiles y serán útiles para la resolución de este triste y doloroso asunto", declaró lacónicamente Kouchner, refiriéndose a su gira por Colombia, Ecuador y Venezuela de esta semana.

Destinada a calmar la tensión diplomática existente entre los tres países desde la muerte de Reyes y allanar el camino para futuras liberaciones de rehenes, esta gira terminó sin grandes anuncios y en medio de una gran prudencia.

Durante su reunión de hoy, Kouchner y Chávez también conversaron sobre la tensión entre Colombia, Ecuador y Venezuela, que contribuye a paralizar cualquier nueva liberación de rehenes.

El ministro garantizó el apoyo de Francia para "reducir la tensión".

"He pasado por los tres países que cuentan para aquellos que esperan la liberación de los rehenes de las FARC (...) Francia hará todo lo que pueda para reducir la tensión y para que los tres países reanuden relaciones normales y fraternas", admitió.