AFP
  •  |
  •  |
  • AFP

Tres artefactos estallaron este jueves pasada la medianoche en dos localidades del País Vasco (norte de España), sin causar víctimas pero sí daños materiales, indicó a la AFP la policía autónoma vasca.

La primera explosión, "de una magnitud importante", se produjo a las 00H00 horas (22H00 GMT) en la localidad de Arrigorriaga (Vizcaya), "en un edificio perteneciente al ministerio de Trabajo" español, indicó la Ertzaintza.

La policía "investiga el origen" de la explosión, que dejó daños materiales pero no víctimas, añadió.

Por otro lado, dos artefactos estallaron poco después en San Sebastián, causando "escasos daños", después de que "una llamada en nombre de ETA" avisara poco antes a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA), añadió la policía autónoma vasca.

A las 23H20 (21H20 GMT), la DYA recibió una llamada en nombre de la organización independentista armada vasca ETA que "anunciaba la colocación de dos artefactos en la sede de Osalan", el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral, en San Sebastián, que iba a estallar a las 00H30 (22H30 GMT), detalló la fuente.

Las explosiones de ambas localidades "no tienen nada que ver", según las fuentes.

ETA avisa generalmente de los artefactos que coloca llamando previamente a la DYA.

La última explosión de la organización armada data del 20 de abril, cuando colocó una bomba junto a una sede socialista en la localidad vasca de Elgoibar que causó daños materiales.

En los últimos meses, ETA ha puesto bombas en cuatro sedes del partido socialista --que forma el actual gobierno español-- en el País Vasco.

Su último atentado mortal remonta al 7 de marzo, cuando el ex concejal socialista Isaías Carrasco fue asesinado en la localidad vasca de Mondragón-Arrasate.

Precisamente este miércoles fue enviada a prisión la alcaldesa de Mondragón, perteneciente a un partido independentista.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dictó prisión para Inocencia Galparsoro, del partido Acción Nacionalista Vasca (ANV), por "colaboración con organización terrorista" y "quebrantamiento de las medidas cautelares" decididas por la justicia contra su partido.

La justicia española prohibió en febrero a ANV y otro partido independentista vasco, PCTV, presentarse a las elecciones legislativas españolas del 9 de marzo y suspendió las actividades de ambas formaciones, lo que significa que éstas no pueden organizar actos, aunque sus cargos electos pueden seguir ejerciendo sus funciones.

Galparsoro incumplió la decisión de la justicia participando en varios actos en los que cumplió "en forma mimética los postulados de ETA" en favor del boicot a los comicios del 9 de marzo.