Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

CARACAS /AFP
El presidente venezolano Hugo Chávez firmó un decreto-ley de nacionalización, que permitirá nombrar una comisión para tomar el control de la siderúrgica Ternium-Sidor, en la cual la empresa argentina Techint posee 60% de las acciones.

“He firmado este decreto-ley que enviaré al Tribunal Supremo de Justicia para que ratifique su carácter de ley orgánica”, dijo Chávez en un discurso, con motivo del Día Internacional de los Trabajadores que fue transmitido en cadena obligatoria de radio y TV.

“Este decreto-ley nombra una comisión para tomar el control de la empresa y ponerla al interés de la nación, de la república y de sus trabajadores”, agregó el mandatario.

Chávez recibió el año pasado del Parlamento, poderes especiales para legislar por decreto durante 18 meses.

“Los trabajadores vamos a transformar a Sidor en una empresa socialista, del Estado socialista, de los trabajadores socialistas para impulsar la revolución bolivariana”, dijo Chávez al indicar que la negociación del contrato colectivo “está prácticamente lista”.

El pasado 10 de abril, el presidente venezolano anunció que nacionalizaría la acería Ternium-Sidor, ante el estancamiento de la discusión de la contratación colectiva.

El martes, la Asamblea Nacional de Venezuela declaró de utilidad pública la siderúrgica Ternium-Sidor, paso necesario para proceder a la expropiación, según la ley venezolana.

Sin embargo, las negociaciones entre representantes del gobierno de Venezuela y del consorcio argentino para acordar un precio para las acciones de éste en la acería, continuaban el miércoles.

“La mesa de negociación está activa, cumpliendo su función de fijar las condiciones de adquisición de la planta. La declaración de utilidad pública se dio en paralelo, pero la mesa está instalada”, dijo a la AFP una fuente de la empresa.

El pasado domingo, Chávez amenazó con expropiar la acería si no se llegaba pronto a un acuerdo económico.

Según el presidente, Techint pide una compensación de entre 3 mil y 4 mil millones de dólares, mientras que el gobierno venezolano considera que el “precio justo” es de unos 800 millones de dólares.

Ternium-Sidor, que fue estatal hasta 1998, vendió 3.9 millones de toneladas de productos de acero en 2007, de las cuales 2.5 millones fueron destinadas al mercado local, según un informe divulgado por la empresa este miércoles.