• |
  • |
  • EFE

El Ministerio de Salud de Honduras declaró alerta y vigilancia epidemiológica en la frontera con Nicaragua ante el brote de leptospirosis que ha causado al menos nueve muertos en ese país, informaron hoy fuentes sanitarias.

La viceministra Nerza Paz y la jefa del Programa de Zoonosis del Ministerio de Salud, María Elena Guevara, dijeron que la medida está vigente desde el lunes en los departamentos de Gracias a Dios, Olancho, El Paraíso y Choluteca, fronterizos con Nicaragua.

Ambas funcionarias explicaron que se reforzarán las medidas preventivas en la región fronteriza para evitar el ingreso de la enfermedad a Honduras.

Entre otras acciones, se está aumentando el envío de medicamentos a la zona y se acelerará la toma de muestras de pacientes que tengan síntomas parecidos a los de la leptospirosis, dijo Guevara.

Refirió que algunos síntomas de la leptospirosis son similares a los del dengue, como fiebre y dolor de cabeza y muscular, además de náuseas y enrojecimiento de la conjuntiva.

La leptospirosis también puede afectar órganos internos como los pulmones y el hígado, según la funcionaria. El viceministro nicaragüense de Salud, Guillermo González, informó el lunes en Managua de que el número de personas sospechosas de padecer leptospirosis se elevó a 1.613 y la cantidad de fallecidos se mantiene en nueve.

La enfermedad es producida por una bacteria transmitida por el orín de las ratas y otros animales. La epidemia en Nicaragua comenzó en las provincias de Chinandega y León, en el occidente del país, y después se extendió a localidades de Estelí, Nueva Segovia, Chontales, Granada, Caribe Norte y Managua; algunas de esas zonas son fronterizas con Honduras.