•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AP

Por lo menos 18 pandilleros murieron el sábado en un enfrentamiento en la principal cárcel de Honduras tras ser atacados por sus propios compañeros de celda, informaron las autoridades.

''Aún investigamos el hecho'', dijo a la AP el vocero de la Secretaría de Seguridad, subcomisario Wilmer Torres. ''Pero la situación ha sido controlada''.

Informó que un grupo de pandilleros o ''mareros'' fue trasladado la noche del viernes desde San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de la capital, a la Penitenciaría Nacional (PN) de Tegucigalpa.

''Pero aquí fueron agredidos con cuchillos y pistolas por los reos comunes'', añadió.

Torres dijo que ''en la riña murieron 18 pandilleros y sobrevivieron 13.

''Sólo nos trajeron de San Pedro Sula a morir'', afirmó José Montes, de 22 años, en entrevista telefónica con AP. ''Me salvé de milagro... y todo fue rápido y, cuando me di cuenta, gran parte de mis hermanos estaban tirados en el suelo, muertos''.

Dijo que ''todavía no se lo que ocurrió, pero los paisas (reos comunes) comenzaron la matanza con pistolas y machetes''.

El grupo, de 31 miembros, formaba parte de 52 mareros que sobrevivieron en otra riña con machetes y cuchillos registrada el 26 de abril en la cárcel de San Pedro Sula, segunda ciudad de Honduras, donde murieron ocho de ellos y otros dos resultaron heridos. Las autoridades los trasladaron a tres prisiones diseminadas en el territorio nacional.

La cárcel de San Pedro Sula alberga a unos 2.000 prisioneros y la PN de Tegucigalpa a alrededor de 3.000.

La PN está en la aldea de Támara, a unos 10 kilómetros al norte de la capital.

En la mayoría de los 24 centros penales del país, con unos 12.000 reos, son frecuentes las fugas, amotinamientos y asesinatos por la escasa vigilancia, el hacinamiento y la falta de medidas de seguridad.

Unos 450 reclusos han muerto en los últimos siete años en sus celdas a manos de sus propios compañeros, en diversos casos.