AFP
  •   Santa Cruz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cardenal boliviano Julio Terrazas votó hoy en el referendo autonómico de la pujante región de Santa Cruz, calificado por el presidente Evo Morales de ilegal y secesionista, y pidió contruir el futuro del país en un clima de paz y no de odio.

Terrazas oficia, a nombre de la Iglesia Católica, de mediador en la crisis política entre el gobierno y cuatro regiones opositoras a Morales que decidieron dotarse unilateralmente de autonomía.

El prelado había celebrado horas antes una misa que dio prácticamente luz verde al inicio de la consulta para luego trasladarse a un recinto electoral donde emitió su voto, según reporte de la católica agencia Fides.

En su homilía el cardenal boliviano pidió un "espíritu de sabiduría" y dijo que el referendo no puede "ser un factor de odio ni separación, sino de unidad del país".

"Que no haya focos de odio, que no hayan espacios de confrontación, que los proyectos sean de grandeza y no de muerte, el Señor pide que esta jornada sea de paz", enfatizó.

Reveló que estuvo en las pasadas horas en la capital peruana, donde junto a otros líderes religiosos oró por la paz en Bolivia y su desarrollo.

La próspera región de Santa Cruz inició este domingo un polémico referendo sobre estatutos autonomico en medio de incidentes en mesas de sufragio en algunas comarcas y barrios pobres de la ciudad.

La jornada es crucial pues es el inicio de un proceso autonomista encabezado por esta región y que seguirá en los próximos 50 días otros tres departamentos, Beni, Pando y Tarija, en abierto desafío al gobierno del socialista Morales.