•   Shenzhen, China  |
  •  |
  •  |
  • AP

El presidente de China Hu Jintao dijo que esperaba ''un resultado positivo'' de las conversaciones entre funcionarios chinos y representantes del Dalai Lama que comenzaron el domingo.

Es la primera reunión entre ambos bandos desde que estallaron en marzo violentas demostraciones antigubernamentales en el Tíbet.

''Espero que los contactos con el sector de Dalai Lama reditúen un resultado positivo'', declaró Hu a periodistas japoneses en Beijing, informó la agencia noticiosa oficial Xinhua.

Hu dijo que la reunión se concretó luego de reiterados pedidos del sector del Dalai Lama para una reanudación de las conversaciones, informó Xinhua.

''Nuestra política en relación al Dalai Lama es clara y coherente, y la puerta del diálogo sigue abierta'', dijo Hu de acuerdo a la agencia noticiosa oficial de China.

Samdhong Rinpoche, primer ministro del gobierno tibetano en el exilio, con sede en Dharmsala, India, dijo el domingo que los representantes del Dalai Lama habían viajado a la ciudad sureña china de Shenzhen y que las conversaciones comenzaron por la mañana.

Rinpoche dijo que las discusiones se prolongarían uno o dos días. ''Creemos que algo bueno saldrá de eso'', declaró Rinpoche a The Associated Press.

Los enviados del Dalai Lama, Lodi Gyari y Kelsang Gyaltsen, se reunieron con dos viceministros del Departamento de Trabajo del Frente Unido, que se relaciona con personas influyentes en grupos no afiliados al Partido Comunista de China.

Rinpoche dijo en un acto público en Dharmsala que los representantes del Dalai Lama proyectan impulsar una disminución de las tensiones en áreas tibetanas de China.

''Nuestras esperanzas son grandes, pero este es apenas un pequeño paso en un proceso prolongado'', dijo Rinpoche.