•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AP

Los partidos tradicionales colombianos y lo que integran la coalición de gobierno del presidente Alvaro Uribe se derrumbaron bajo el peso del escándalo de la llamada ''parapolítica'', afirmó el alto comisionado para la paz Luis Carlos Restrepo.

La afirmación, en una entrevista publicada el domingo por el diario El Tiempo, fue la primera reciente de un alto funcionario del gobierno en reconocer el vasto impacto político del escándalo.

Restrepo resaltó, sin embargo, que tal impacto no significa que se ''hunda el mundo'' colombiano porque las instituciones, dijo, siguen funcionando, como el poder judicial que investiga la ''parapolítica'',

Desde 2007 y hasta ahora, al menos 31 legisladores y ex legisladores han sido detenidos y enviados a prisión y al menos otros 30 son investigados _de un congreso de 268 miembros_ por presuntos lazos con el paramilitarismo, en un escándalo conocido aquí como ''parapolítica''.

Según ese escándalo, jefes de escuadrones de la muerte ahora encarcelados bajo un plan de desmovilización implantado por el gobierno de Uribe en 2003, apoyaron electoralmente, por ejemplo, a algunos parlamentarios a manera de tener un brazo político.

La mayoría de los involucrados son aliados de Uribe, pero también hay opositores como el tradicional Partido Liberal.

''Si evidentemente hubo filtración de parte de estos grupos (paramilitares en los partidos), yo sí creo que hay que replantearlo... Y en este momento, lo más importante de todo, (es) de la reconstrucción de los partidos'', dijo Restrepo.

''Los partidos tradicionales y los de la coalición de gobierno yo los veo colapsados'', agregó.

Si en Colombia, indicó, ''seguimos con 'partiditos' que no tiene solidez, el Congreso no va a tener la fuerza que necesita tener para equilibrar a un (poder) ejecutivo fuerte y a una justicia fuerte''.

''El Congreso sólo se fortalece en la medida en que haya partidos políticos fuertes y los partidos políticos sólo son fuertes en la medida en que le den la cara a la ciudadanía y de frente, ante Colombia, se pregunten qué es lo que ha pasado, se reconozca lo que ha sucedido y se reconstruya la forma de hacer política'', añadió.

''Se habla de una crisis en Colombia que porque se está investigando. Yo no creo. Aquí tenemos una justicia investigando... El mundo no se va a hundir. Este remezón que estamos viviendo es sano, es bueno''.

Sobre las gestiones para lograr un canje o la liberación de secuestrados en poder de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a cambio de guerrilleros en prisión, Restrepo descartó nuevamente un regreso a la mediación del presidente de Venezuela Hugo Chávez y una eventual de Ecuador.

''Con Venezuela estamos básicamente interesados en construir nuestras relaciones diplomáticas y tampoco vemos viable un involucramiento del Ecuador en esto del acuerdo humanitario'' o canje, dijo.