•   Quinto, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AP

Los países de Latinoamérica no reconocerán los resultados de la consulta popular de corte autonomista que se realizará el domingo en el departamento boliviano de Santa Cruz, aseguró el presidente Rafael Correa.

''Nadie va a reconocer ese referéndum ilegal... he hablado con varios presidentes (de la región) y no vamos a permitir esta clase de actuaciones'', señaló Correa durante su programa radial sabatino.

Calificó a la consulta popular como ''ilegal'', auspiciada por las ''élites (que) nunca se han sentido parte de Bolivia''.

Acusó a ciertas agrupaciones del departamento de Santa Cruz de querer formar ''un estado aparte'' por ''influencia extranjera'' con el fin de ''desestabilizar'' a los gobiernos progresistas de América Latina.

Correa insistió en que el fin de las ''élites'' en Bolivia, Venezuela y Ecuador es crear ''ciertos estados... para salir con el neoliberalismo, con políticas imperialistas''.

El mandatario hizo una similitud entre la situación de Santa Cruz y la ciudad porteña de Guayaquil, a unos 270 kilómetros al suroeste de Quito, donde la ''oligarquía'' posee una ''estrategia compartida''.

Reiteró que la situación de Bolivia no es ''casual'' pues cuentan con el soporte de países extranjeros que buscan desestabilizar la región y de ''élites separatistas'' de Ecuador y Venezuela.

La Asamblea Constituyente de Ecuador también respaldó el viernes al gobierno del presidente boliviano Evo Morales y afirmó que el referendo ''vulnera la unidad e integridad'' de esa nación.