•  |
  •  |
  • END

LA PAZ /AFP
El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó a los prefectos opositores a trabajar “mañana mismo” por una verdadera autonomía, al considerar que el referendo autonómico de la región de Santa Cruz del domingo “fue un fracaso rotundo”, y lo calificó de ilegal e inconstitucional.

El jefe de Estado dijo que el referendo en Santa Cruz no tuvo éxito como esperaban los opositores líderes cívico-empresariales de esa próspera región, a pesar de los porcentajes por el Sí que bordean el 85%, aunque se registró un elevado abstencionismo.

El gobierno de Morales descalificó el resultado del referendo, y alegó que el porcentaje del 85% por el Sí, no toma en cuenta el abstencionismo, los votos blancos y nulos, que “suman casi el 50% del total de inscritos”.

En tanto, un líder opositor de Santa Cruz reclamó al presidente Morales respetar la supuesta victoria del estatuto autonómico en el referendo local en esa próspera región, que presuntamente sería abrumadora, según resultados en boca de urna de televisoras locales.

“El gobierno tiene la obligación legal y moral de respetar el voto, en la democracia el gobierno está obligado a hacer lo que dice el pueblo”, afirmó el poderoso empresario y líder del Comité Cívico de Santa Cruz, Branko Marinkovic, en una improvisada fiesta popular desatada en la plaza de Armas de la ciudad.

Según resultados esbozados por televisoras locales, el 85% de la población le dio el Sí al estatuto de gobierno autónomo, una suerte de constitución local de corte liberal, mientras el poder Ejecutivo relativizó los resultados.

“El gobierno del MAS (oficialista Movimiento Al Socialismo) no puede decir que el voto no tiene validez, el voto es sagrado, ahora le toca al gobierno cumplir su obligación, cumplir con la democracia y respetar el voto”, afirmó el enfervorizado dirigente civil, quien impulsó el referendo local.

Santa Cruz fue a las urnas este domingo para aprobar el estatuto de gobierno autónomo, registrándose aislados incidentes en bolsones electorales leales al oficialismo en un barrio citadino y al menos en dos zonas rurales que dejaron unos 28 heridos, según reporte gubernamental.

El gobierno tachó de ilegal y como un fracaso la consulta de Santa Cruz, región que aporta un 30% del PIB boliviano.

El prefecto de la región boliviana de Santa Cruz, Rubén Costas, afirmó el domingo que la aprobación del estatuto autonómico logrado en el referendo local da inicio a un proceso que convertirá a Bolivia en “el país más unitario y descentralizado” de América Latina.

“Hoy nace la Bolivia autonómica, la Bolivia digna y soberana, iniciamos el camino hacia una nueva república (...) hasta convertirse en el estado más unido y más descentralizado de toda esta América morena”, afirmó Costas ante miles de vecinos que se concentraron en la Plaza de Armas de la capital provincial que dio el Sí al estatuto autonómico.

Costas, cabeza visible de la oposición civil y política al gobierno del presidente Evo Morales, afirmó que “la construcción de las autonomías será un proceso gradual”, tras conocer los primeros resultados no oficiales emitidos por televisoras locales que señalan que un 85% de la población respaldó el estatuto autonómico de corte liberal.

“Éste no es el fin del proceso, es el comienzo de una heroica lucha por la democratización del poder”, afirmó el líder político de la región más próspera de Bolivia, que aporta un 30% al PIB, y expresó su deseo de que “la miopía del centralismo (gobierno)” no pretenda distorsionar el resultado en las urnas.

Mientras el corazón de la ciudad se ha convertido en fiesta, el vocero de Gobierno, Iván Canelas, relativizó desde La Paz el resultado, al señalar que el ausentismo ciudadano bordeó el 50%, basado en informes de emisoras locales.