Jorge Eduardo Arellano
  •   Santa Cruz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AP

Líderes autonomistas aseguraron hoy que no buscan separar a Santa Cruz del resto del país, un día después del referendo en el que la región aprobó un estatuto de autonomía.

''Estamos construyendo un nuevo modelo para un nuevo estado integrador, buscamos un sola Bolivia unida'', dijo a la AP el secretario de Autonomía de la prefectura de Santa Cruz, Carlos Dabdoub.

''Nosotros estamos buscando la integración, si nosotros hubiéramos querido (secesión) lo hubiéramos hecho y no es así, ese fue el discurso que indignó a la gente y el gobierno del presidente (Evo) Morales fue nuestro jefe de campaña para que ganara el sí con un 85%'', señaló.

El domingo en la noche, el prefecto (gobernador) de la región, Rubén Costas, habló de ''lograr una acuerdo nacional'' en su primeras palabras a la multitud.

''Bolivia nos exige un pacto que no viole la democracia, la libertad ni el estado de derecho, un acuerdo que no niegue ni menoscabe la voluntad expresada en el referéndum'', dijo Costas.

El presidente Morales declaró el domingo que está dispuesto a negociar con los prefectos (gobernadores).

Su portavoz, Iván Canelas, aseguró hoy igualmente que el mandatario fijará hora y fecha para la reunión cuando todos los (nueve) prefectos respondan positivamente a la convocatoria.

El mandatario expresó a la AP el viernes que los estatutos autonómicos tendrán que adecuarse al proyecto de nueva constitución cuya ratificación en dos referendos nacionales quedó pendiente.

Morales abrió la posibilidad de llevar a referendo los temas más polémicos del estatuto para que ''el pueblo decida con su voto''.

En tanto, la Corte Departamental Electoral divulgó el lunes los primeros resultados oficiales que atribuyen un 84% en favor del ''sí'' al estatuto de autonomía sobre 34% de las mesas escrutadas.

Sondeos rápidos indicaron una victoria del 85% a favor de la aprobación del estatuto.

El presidente de la Corte Electoral, Mario Orlando Parada, dijo a la AP que el cómputo final será conocido hasta el viernes. El lunes continuaron llegando al tribunal las actas desde lugares alejados de la región.

Por el momento no se conoce el nivel de abstención que la red ATB y el diario La Razon situaron el domingo en 39%, con base en encuestas rápidas. El dato será conocido cuando finalice el recuento.

Esa proyección fue mencionada por el presidente Evo Morales el domingo en la noche cuando calificó de rotundo fracaso la consulta.

En tanto, esta ciudad de más de un millón de habitantes retornó hoy a su rutina, pero en las calles el tema obligado de charla era la consulta.

Parada dijo que la votación ''fue exitosa'' a pasar de los ''incidentes aislados'' que dejaron unos 25 heridos por el choque entre bandos rivales que se enfrentaron con palos y piedras.

No obstante, las opiniones seguían polarizadas. ''Santa Cruz le dio una inyección de esperanza a todos los bolivianos, ahora el presidente debe interpretar los resultados, divorciarse de (Hugo) Chávez (el presidente de Venezuela) y casarse con Bolivia'', dijo el lunes a radio Santa Cruz, el ex presidente conservador Jorge Quiroga, líder de Podemos, la principal fuerza de oposición.

Por su parte el concejal del municipio, Osvaldo Peredo, aliado de Morales, declaró que ''la autonomía tiene que estar en mejores manos y no en logias de poder''.

Más temprano el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, afirmó a la red ATB que ''la aplicación del estatuto, tal como está, es inviable''.

El estatuto resta 41 competencias al gobierno central, entre ellas el control sobre tierras. Crea la figura de un gobernador y una asamblea legislativa con control en los ingresos impositivos. También otorga a los órganos locales la capacidad de ''controlar y fiscalizar'' la producción de hidrocarburos.

Otras tres consultas similares tendrán lugar en junio en los departamentos de Beni, Pando y Tarija.

Después vendrá una complicada negociación para compatibilizar la futura constitución con las autonomías.

''Cualquier salida constitucional va a pasar por el Congreso, dijo el presidente del Senado, el opositor Oscar Ortiz.