•  |
  •  |
  • AP

El gobierno informó que podría invertir unos mil 800 millones de dólares este año en comprar combustibles en el mercado internacional, lo que aumentaría en 500 millones la factura petrolera con respecto al año anterior.

''Este año continúa la tendencia al alza en los precios de los carburantes, lo que nos afecta'', dijo el martes en rueda de prensa la ministra de Finanzas, Rebeca Santos. ''El gobierno está preocupado por la situación que debe enfrentar''.

En el 2007, la factura petrolera de Honduras fue de 1.300 millones de dólares. El país consume anualmente unos cinco millones de barriles de petróleo.

El precio del crudo el lunes en la Bolsa de Valores de Nueva York superó la barrera de los 120 dólares el barril.

''Eso significa que debemos destinar 1.800 millones de dólares este año por efectos de la factura petrolera'', subrayó Santos.

Para aliviar el problema, Honduras firmó en marzo un convenio con Venezuela para comprar 200.000 barriles diarios de búnker o petróleo ordinario que usan las cinco plantas térmicas privadas para generar el 70% de la energía nacional.

Los combustibles se adquirirán a Venezuela a precio de mercado, pero el gobierno pagará al contado el 60% del pedido y el 40% restante será un préstamo a 25 años, con dos de gracia, y a un interés del uno por ciento a invertirse en proyectos sociales. El primer pedido se espera que arribará a finales de mayo.

En esa oportunidad, el presidente Manuel Zelaya anunció que podría establecer empresas mixtas con Venezuela para importar anualmente, bajo condiciones preferenciales, el 30% de las gasolinas y el diesel que consume este país. El contrato se podrá renovar automáticamente cada año.

Desde hace 80 años el abastecimiento del país corre por cuenta de las estadounidenses Texaco y Esso, y la holandesa Shell, pero Zelaya dice que el gobierno está dispuesto a contar con nuevos abastecedores.