•  |
  •  |
  • EFE

México homenajea durante este fin de semana a sus difuntos, con motivo de la festividad de Todos los Santos, con la instalación de un Altar de Muertos típico mexicano en la entrada del Museo de América de Madrid.

La colonia mexicana de Madrid ha querido rendir homenaje a la pintora Frida Kahlo para conmemorar el centenario de su nacimiento, así como también al desaparecido compositor Francisco Gabilondo, autor de famosas composiciones musicales para la infancia.

El regreso de los muertos

En la cultura mexicana, la festividad de los muertos es una de las prácticas más representativas, diversas y significativas, y en ella se celebra durante los días 1 y 2 de noviembre la "vuelta" de los difuntos al mundo de los vivos para convivir con sus familiares y éstos deben honrarles con aquello que les gustaba en vida.

El Altar de los Muertos, que se inaugura mañana y permanecerá expuesto en el Museo de América durante todo noviembre, contiene muchos de los elementos que ilustran este tipo de decorados mexicanos.

En el altar hay agua, fuente de la vida que se ofrece a las ánimas para que mitiguen su sed después de su largo recorrido; sal, elemento de purificación y conservación del cuerpo del muerto, velas, cuya luz guía al muerto, e infinidad de alimentos, como fríjoles, pan de muerto o dulces y, como no, el tequila, para alimentar las almas.

Otros elementos ornamentales típicos de estos altares son las calaveras de azúcar, las cruces, los muñecos con forma de muertos, el incienso, el papel picado con dibujos alegóricos, o el típico perrito encargado de guiar a los muertos a través del inframundo.

Altar de la infancia

Junto al altar de los mayores, uno más pequeño simboliza el altar de la infancia, en el que no faltan chucherías de azúcar, los juguetes del niño fallecido, sus muñecos, la rueda de la fortuna o sus sandalias.

Con motivo del homenaje a Frida Kahlo, no faltan ilustraciones con algunos de sus cuadros más famosos, como "Las dos Fridas", aunque, según Beatriz García, una de las organizadoras de este altar de la colonia mexicana en Madrid, todas sus obras ilustran su "mexicanidad", al aparecer en las mismas con vestimentas, peinados y adornos típicos de su país.

Para ilustrar la tradición mexicana de acompañar la muerte con música, durante los días 1 y 2 de noviembre en el Museo de América se podrá ver al Ballet Folclórico Mexicano Nahui Ollin y a los mariachis Charros de Jalisco, así como al Ballet Folclórico Magia en movimiento.