•  |
  •  |
  • EFE

Al menos 38 muertos dejó en República Dominicana y Haití la tormenta tropical "Noel", cuyos vientos y lluvias golpearon hoy Cuba y ahora avanza en dirección a las Bahamas.

"Noel" atravesó el lunes con vientos de más de 75 kilómetros por hora la isla La Española, que comparten República Dominicana y Haití, donde sus lluvias provocaron el desbordamiento de ríos y enormes inundaciones que, además de muertos y desaparecidos, causaron daños a numerosas viviendas y cultivos.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de República Dominicana informó que "Noel" se cobró la vida de al menos 30 personas en ese país, mientras 15 permanecen desaparecidas y 25 mil 540 tuvieron que dejar sus hogares.

"La situación continúa siendo difícil en muchas partes del país, y tenemos que al menos 10 puentes han colapsado y 6 mil 385 viviendas han sido afectadas de alguna manera", indicó Juan Manuel Méndez, director del COE.

El presidente dominicano, Leonel Fernández, ordenó la asistencia a los afectados, entre los que se encuentran 39 comunidades en el norte y sur del país que están incomunicadas porque líneas de electricidad, puentes y carreteras fueran destruidos.

Pérdidas agrícolas

A las pérdidas se suma el 95 por ciento de las plantaciones de plátanos, guineos y tomates, así como toda la producción de cebolla roja de las provincias de Azua y Peravia (sur), casi lista para su cosecha.

En Puerto Príncipe, capital del vecino Haití, donde fueron suspendidos los vuelos nacionales e internacionales y persiste la alerta roja, el devastador balance de "Noel" incluye al menos ocho muertos y cuatro desaparecidos, manifestaron hoy fuentes de la Protección Civil.

El organismo comunicó que en Ganthier y en Malpasse, en la frontera con la República Dominicana, podría haber varios fallecidos, y que en Grand-Gonave, a 50 kilómetros al sur de Puerto Príncipe, 200 habitantes fueron evacuados y lo mismo ocurrió con cerca de un centenar de pobladores de Cité Soleil (La Plaine).

El ministro del Interior, Paul Antoine Bien-Aime, miembros de la Cruz Roja y de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) estuvieron en Cité Soleil evaluando los daños, mientras que el primer ministro, Jacques Edouard Alexis, anunció que el gobierno adoptó medidas para afrontar las consecuencias de "Noel".

De otra parte, la emisora Radio Rebelde manifestó que el tránsito de "Noel" por la costa nororiental de Cuba causó fuertes lluvias, la evacuación de un millar de personas en Holguín y de unas 600 en la provincia de Guantánamo.

José Rubiera, jefe del Departamento de Pronósticos del Instituto de Meteorología, puntualizó que "Noel", decimocuarta tormenta tropical de la temporada, se debilitó en las últimas horas y sus vientos sostenidos son de entre 60 y 70 kilómetros por hora, con amplias bandas de lluvia que pueden extenderse al centro de la isla.

Las mayores acumulaciones de agua se registran en la provincia de Guantánamo (extremo oriental), dijo Rubiera, quien subrayó que el oriente cubano "es una zona con suelo saturado y cualquier gota de lluvia por insignificante que sea es importante", por eso la alerta.

El Gobierno de Bahamas, país al que "Noel" debe llegar en las próximas horas, mantiene el aviso de tormenta tropical para el centro del archipiélago, así como una vigilancia de huracán para el noroeste.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. recomendó que el sur del Estado de Florida vigile atentamente la trayectoria del sistema, ya que se espera que el vórtice de "Noel" salga esta noche o mañana por la costa norte de Cuba a las aguas del Atlántico y ocasione un mar picado y resacas.

A las 00.00 GMT del miércoles el ojo de la tormenta estaba localizado cerca de la latitud 21,1 grados norte y longitud 78,1 grados oeste, a unos 40 kilómetros al sur-suroeste de Camagüey (Cuba) y a 440 kilómetros al sur de Nassau (Bahamas).

Por ello, el Gobierno de Cuba extendió el aviso de tormenta a las provincias de Sancti Spiritus, Ciego de Ávila, Camaguey, Las Tunas, Granma, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.

También siguen bajo "aviso" el centro y el noroeste de las Bahamas y es posible que se emita una "vigilancia" de tormenta para el sureste del estado de Florida (EE.UU).