•  |
  •  |
  • END

Miles de maestros, estudiantes y religiosos marcharon ayer martes en la capital hondureña en apoyo de los fiscales que desde hace 30 días realizan una huelga de hambre para exigir el despido de los dos fiscales generales y la apertura de juicios por corrupción.

“Si buscas un ladrón, en el Congreso hay un montón”, “El magisterio consciente, aquí está presente”, “Justicia, justicia”, coreaban los educadores frente al edificio del Congreso, centro de la capital, donde están los fiscales.

El ministro de Educación, Marlon Brevé, dejó entrever su respaldo al movimiento de los educadores, aunque manifestó que tienen que buscar la forma de compensar los dos días de suspensión de clases.

Mientras discurría la protesta, en un hotel de la ciudad comenzaba una reunión entre los presidentes de los tres poderes del Estado, Manuel Zelaya (Ejecutivo), Roberto Micheletti (Legislativo) y Vilma Morales (Judicial) para analizar el problema de la huelga de hambre. “Nos acompaña el interés de resolver este problema”, declaró Morales, antes del inicio de la reunión.

El 7 de abril, cuatro fiscales iniciaron en el edificio del Congreso una huelga de hambre, exigiendo que el Ministerio Público (MP) abriera juicios por corrupción y que cesaran despidos y remociones de fiscales emprendidos, supuestamente, para entorpecer los procesos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus